De grandes titulares a breves palabras

  • La prensa internacional, sobre todo, la alemana, no ha realizado el mismo despliegue mediático ni ha dedicado el mismo espacio para mostrar la inocencia de la agricultura almeriense, como hizo para acusar

De los grandes titulares a las pocas palabras para desmentir la vinculación española con la expansión del brote de E. coli. A través de las páginas de internet, mientras que la Süddeutsche Zeitung prefiere abrir con la fecha del cierre de las centrales atómicas, el único de los periódicos generalistas que hace referencia en su página de la edición digital para incidir en que España no es el desencadenante del brote de 'escherichia coli', atribuido inicialmente a productos españoles.

Tras unas tímidas frases, la noticia torna en recordar que aún se mantiene la recomendación de no comer ni pepino ni tomate ni lechuga; mientras que hasta los últimos párrafos no se retoma la postura de España para incidir en que se estudian medidas legales contra Alemania. El único respaldo llega desde el magacine Spiegel, que titular que "Los españoles están rabiosos contra los investigadores", dando a entender que las acusaciones no eran fundadas.

Ninguno los periódicos de habla inglesa ponía en portada el desenlace de las investigaciones, y sólo desde Times Live se incide en que precisamente quienes han realizado los estudios son americanos.

Dura con España se mantiene Le Parisien, aunque abre portal de internet con la crisis del pepino, poco habla de que España no es la causante.

Sin duda, el periódico que mayor hincapié hace en la inocencia de España es Corriere de la Sera, donde se incide en que ya se ha desmentido la procedencia del brote y que aún permanece desconocida. En titular, resalta que la huerta de Almería 'retranquea'.

Por otro lado, en el ámbito internacional, al igual que España, Holanda, también implicada en esta crisis, pedirá una ayuda financiera a la UE para sus agricultores, que registraron una caída de sus exportaciones a Alemania, donde una bacteria dejó ya 14 muertos, según informó el martes el ministerio de Asuntos Económicos y de Agricultura.

"El secretario de Estado Hans Bleker cerró un acuerdo con el sector que prevé que busque posibilidades para superar este periodo de incertidumbre", explicó el ministerio en un comunicado. "Esto puede hacerse, por ejemplo, mediante una reglamentación europea sobre fruta y legumbres. A corto plazo, esto podría aportar un máximo de 10 millones de euros", añadió la misma fuente. Una bacteria que se propaga con el consumo de hortalizas crudas ya dejó 14 muertos en Alemania, cuyas sospechas recaen sobre pepinos procedentes de España, que niega ser el origen del brote.

El ministro polaco de Agricultura, Marek Sawicki, mostró su gran preocupación porque, por el momento, Alemania sea "incapaz de identificar la fuente de la infección" en hortalizas y dijo que estas pueden haberse infectado también durante el proceso de transporte, embalado o almacenamiento. Sawicki aseguró que come pepinos, aunque precisó que son polacos, ya que respecto a este producto confía "plenamente" en los sistemas de inspección sanitaria de su país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios