El grupo de CajaGranada se propone captar antes de junio más de 1.000 millones

  • El test de resistencia de la consultora Oliver Wyman cifra en 2.200 millones de euros el capital que necesita la entidad

El grupo financiero BMN -resultante de la fusión de las entidades bancarias Caja Murcia, CajaGranada, Caixa Penedés y Sa Nostra- necesitará reforzar su capital con 1.200 millones de euros para cubrir las posibles pérdidas y plantar resistencia a un hipotético escenario económico extremadamente adverso.

Los resultados de las pruebas de solvencia realizadas por la consultora independiente Oliver Wyman, que dio a conocer ayer el Ministerio de Economía y Competitividad, cifran las necesidades de capital del grupo BMN en 2.200 millones de euros en el escenario más adverso y, en el escenario base más probable -es decir, sin dificultades macroeconómicas- BMN necesitaría captar 368 millones de euros.

El ejercicio de resistencia se ha realizado bajo la dirección y vigilancia de las autoridades españolas, la Comisión Europea, el Banco Central Europeo, la Autoridad Bancaria Europa (EBA) y el Fondo Monetario Internacional.

En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el grupo financiero BMN explica que "para mitigar estas necesidades tiene previsto poner en marcha un plan, que no tendrá variaciones significativas con respecto al aprobado por el Banco de España el pasado 27 de junio, y que consistirá fundamentalmente en la venta de activos".

De esta manera, BMN espera reducir sus necesidades de capital hasta un máximo de 1.000 millones de euros.

En el comunicado, la entidad recuerda que el escenario adverso es "hipotético" y "de una probabilidad de ocurrencia remota", ya que prevé una caída acumulada del PIB del 6,5% hasta el año 2014.

BMN, que es uno de los grupos financieros de referencia en el Arco Mediterráneo, reconoció a principios de septiembre que estudiaba una fusión con Banco Popular, la quinta mayor entidad del país. Sin embargo, ayer esta firma anunció que sus necesidades de capital ascendían a 3.223 millones de euros si quiere poder hacer frente al escenario más adverso.

Pese a las perspectivas poco alentadoras, el grupo BMN recordó que ha demostrado, en sucesivas ocasiones, "su capacidad para cumplir con las cambiantes exigencias regulatorias impuestas al sector bancario". Asimismo aseguró que se encuentra en una "situación adecuada" para mitigar esta necesidad de capital y reiteró que, para ello, seguirá un plan similar al aprobado por el Banco de España a finales de junio.

Además, la entidad se encuentra en un proceso de integración muy avanzado, con planes de reestructuración consensuados con los trabajadores y una importante racionalización en la red de oficinas que permitirá un ahorro de costes superior al 30%.

De esta forma el grupo, que seguirá avanzando en las medidas indicadas, prevé reducir las necesidades de capital en este ejercicio de estrés por debajo de los 1.000 millones de euros, estando en condiciones de presentar un plan que contemple tanto los instrumentos de capital previstos en el Real decreto 24/2012 para garantizar el camino en solitario de BMN, como el estudio de futuras operaciones corporativas.

A nivel nacional, las entidades más necesitadas son Bankia a la cabeza con necesidad de captación de 24.743 millones de euros, seguido de CatalunyaCaixa con 10.825 millones; NCG Banco con 7.176 millones; y el Banco de Valencia con 3.462 millones de euros.

30%

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios