Un hombre pone en jaque a la Policía tras confesar un falso crimen

  • La Policía buscó los cuerpos toda la mañana y comprobó que nadie había muerto

Agentes de la Policía Nacional y Local buscaron durante toda la mañana de ayer dos cadáveres en varias cuevas del Sacromonte, después de que un hombre se entregase asegurando que había matado a dos personas y que estaban escondidas en algún lugar de este barrio.

Los hechos ocurrieron a primera hora de la mañana de ayer, cuando el hombre, que según fuentes de la Subdelegación del Gobierno, finalmente quedó en libertad, manifestó con grandes aspavientos en el Museo Arqueológico que había matado a dos personas a tiros, y que los cuerpos se encontraban escondidos en una cueva.

Tras retener en un primer momento al individuo, la Policía inició un dispositivo para comprobar si sus afirmaciones eran ciertas. Tras recorrer gran parte del Albaicín y del Sacromonte, la Policía comprobó que se trataba de una falsa alarma, por lo que procedieron a comprobar el estado mental del individuo.

Ninguno de los vecinos aseguraba estar al tanto de un incidente como el que relataba el individuo.

Durante la inspección, que levantó un gran revuelo mediático, los agentes descubrieron varias plantaciones de marihuanas ubicadas en casas cueva localizadas en la parte alta del Sacromonte, por lo que procedieron a levantar acta para su posible incautación en las próximas horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios