Los hospitales cerrarán el 16% de sus camas durante el periodo estival

  • Salud reforzará ocho centros de atención primaria del litoral granadino con 24 profesionales más · Los hospitales contratarán más de 1.600 jornadas de trabajo para sustituciones y refuerzo en verano.

Comentarios 1

Los centros sanitarios granadinos mantendrán en reserva el 16% de las camas durante le periodo estival, un porcentaje parecido al del año pasado y que, según la Junta, cubre las necesidades que hay durante este periodo estival.

La Consejería ya tiene preparado el plan para afrontar estos meses en los que hay que destacar la contratación de 24 profesionales de refuerzo para los centros de atención primaria de las zonas costeras del litoral granadino con mayor afluencia turística. Estas contrataciones responden a la planificación que, como cada año, realiza la administración sanitaria para garantizar una adecuada respuesta a la demanda asistencial durante el periodo estival y se basa en la experiencia acumulada de años anteriores.

Así, se van a contratar como refuerzo para las zonas costeras granadinas un total de 12 médicos y 12 enfermeras, lo que se traduce en 1.634  jornadas de trabajo, lo que significa 194 más que el pasado año (12%), con un coste económico de 208.630 euros.

En el conjunto de la comunidad autónoma andaluza serán un total de 88 médicos, 85 enfermeras y 33 auxiliares, lo que se traduce en 16.877  jornadas de trabajo, lo que supondrá un coste económico cercano a los dos millones de euros. En concreto, el personal de refuerzo se distribuirá en 48 centros de atención primaria de las localidades costeras.

En cuanto al coste de las contrataciones para el mencionado refuerzo de los centros de zonas costeras y la sustitución del personal que toma sus vacaciones, el SAS invertirá este año más de 111 millones de euros, que permitirán la contratación de más de un millón de jornadas de trabajo (13,1 millones de euros en la provincia de Granada y 122.210 jornadas contratadas).

Respecto a la actividad asistencial prevista durante los meses de verano, continuarán garantizándose los tiempos máximos de espera para lo que se ha planificado una intensa programación en los centros sanitarios.

En este sentido, durante los meses de verano, se realizarán en la provincia de Granada cerca de medio millón de actos sanitarios (474.829) entre consultas de especialista y pruebas diagnósticas, lo que supone un incremento porcentual del 12% respecto al verano anterior e implicaría 26.763 consultas más que en 2010 y 29.043 procedimientos diagnósticos más que el pasado año.

En cuanto a la actividad quirúrgica, está prevista en nuestra provincia la realización de 5.941 intervenciones quirúrgicas programadas, de las cuales 3.149 (53%) corresponderán a intervenciones programadas con ingreso y el resto, 2.792, a intervenciones de cirugía mayor ambulatoria.

Asimismo, durante este verano, se mantendrán en situación de reserva cerca del 16% de las camas hospitalarias en la provincia, cifra similar a la del año pasado. El número de camas que permanecen en reserva, desde julio a septiembre, se planifica tras analizar diferentes factores como la actividad programada, el índice de ocupación de años anteriores y el descenso de la demanda asistencial.

Así, los centros del interior de la provincia reservan más camas que el Hospital de Motril. En porcentajes, el centro hospitalario de la costa dejaría en reserva un 11%, mientras que Baza, San Cecilio y Virgen de las Nieves reservan un 17%, un 16% y un 20% respectivamente.

 De todas formas, en caso de necesidad, las camas que se encuentran en reserva se ponen en funcionamiento de manera inmediata.

En esta época del año, los centros realizan además reformas y obras aprovechando la menor ocupación de los mismos. La Consejería de Salud invertirá este año más 60 millones de euros en obras de acondicionamiento y mejora de los hospitales andaluces,  que en su mayoría se realizan y concluyen en verano.

En Granada, la inversión asciende a más de un millón de euros para acometer distintas obras de mejoras tanto en el Hospital Virgen de las Nieves como en el centro hospitalario de Motril.

Además de todas estas actuaciones, la Consejería de Salud mantiene operativo en los meses de verano el Plan de Prevención frente a las Altas Temperaturas, con el objetivo de minimizar los efectos de las altas temperaturas en la salud y que cuenta ya con ocho años de experiencia.

La Consejería de Salud prevé realizar, durante este verano las labores de control y seguimiento continuado a más de 350 personas en la provincia granadina en situación de riesgo o vulnerabilidad por el calor, 7.000 en el conjunto de la comunidad autónoma. El trabajo realizado el pasado año por las 33 enfermeras gestoras de casos y las 558 enfermeras de familia de los centros de salud de Granada durante el verano pasado es el punto de partida para la actividad que se desarrollará este año.

En el caso de personas de mayor riesgo además se llevan a cabo tareas de exploración de la red vecinal para poder contar con la solidaridad de vecinos que puedan interesarse por estas personas, especialmente en los días de alerta de alto riesgo (roja) y avisar en caso de ser necesario. Adicionalmente a estas personas de mayor riesgo, los trabajadores sociales ofertarán realizar las gestiones necesarias para la instalación de la teleasistencia, en caso de no disponer previamente de este servicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios