La hostelería protege el convenio de 15.000 trabajadores para dos años

  • Patronal y sindicatos firman un nuevo acuerdo que contempla una subida salarial del 2,65% en 2018, que se repetirá también en 2019

  • Este conflicto se remonta a 2013

El presidente de la Federación Provincial de Hostelería, Trinitario Betoret, firma el nuevo convenio ante la atenta mirada del resto de partes implicadas.. El presidente de la Federación Provincial de Hostelería, Trinitario Betoret, firma el nuevo convenio ante la atenta mirada del resto de partes implicadas..

El presidente de la Federación Provincial de Hostelería, Trinitario Betoret, firma el nuevo convenio ante la atenta mirada del resto de partes implicadas.. / álex cámara

No es una fórmula que se cumpla siempre. Pero cuando por un acto, sea el que sea, se acumulan muchas figuras de renombre de la economía y la política local, de los sindicatos y hasta un consejero es que algo importante se está cociendo. En este caso la rúbrica de un nuevo convenio de hostelería que pone fin a casi cinco años de conflicto entre la patronal y los sindicatos de un sector que da cobijo a más de 15.000 trabajadores en la provincia y que, pese a su dependencia de la estacionalidad, ha sido y es uno de los grandes puntales para desafiar a la crisis y a las altas tasas de desempleo. Por eso, no es de extrañar que ayer todo fueron sonrisas, abrazos y enhorabuenas en las oficinas del servicio de mediación del Sercla donde los representantes de la Federación Provincial de Hostelería y los de UGT y CCOO estamparon su firma y su compromiso en un flamante trato que contempla la estabilidad de la hostelería subidas salariales del 2,65% en 2018 y 2019 respectivamente, entre otras mejoras recogidas en la oferta de los empresarios.

Hasta el consejero de Turismo, Francisco Javier Fernández, quiso estar presente y aprovechar su visita institucional a Granada para formar parte de la foto de un pacto histórico, ya que las desavenencias han sido una constante en los últimos años provocando cierta inestabilidad en un sector que precisamente vive de mostrarse sólido. De hecho, el año pasado este conflicto llegó a traspasar la puerta de los tribunales a petición de la patronal para que después el juez fallara a favor de los trabajadores. Ahora este acuerdo ha encontrado la llave para salir del atasco tras otro momento duro en el que los sindicatos habían amenazado con ir a la huelga en Semana Santa si no se mejoraban los salarios.

La negociación llegó a los tribunales el año pasado en uno de los momentos más duros

Tras congratularse de la importancia que para el sector tiene el nuevo convenio, el secretario general de CCOO en Granada, Ricardo Flores, señaló que los sindicatos serán "implacables" a la hora de "perseguir" la "economía sumergida que afecta tanto a los empresarios como a las condiciones laborales de los trabajadores, que se ven en una verdadera esclavitud". El sindicalista apuntó que "los profesionales tienen que estar cualificados y tienen que estar bien pagados".

Sobre el retraso de años para la actualización del convenio, el secretario general de UGT en Granada, Juan Francisco Martín, indicó que "esto nunca tenía que haber pasado", si bien "no es momento de echar culpas a unos ni a otros". El ugetista mostró además su convencimiento de que "esto no vuelva a ocurrir en esta provincia", y de que en "esta nueva etapa" se irá "todos a una", pues es bueno para un trabajo de calidad y para los empresarios.

Por su parte, el presidente de la Federación Provincial de Hostelería, Trinitario Betoret, quiso apuntar que es una "de las pocas provincias que siempre" ha tenido convenio, independientemente de que haya estado actualizado o no, y "nunca ha habido ni un solo trabajador de esta provincia que haya estado desamparado", pese al lustro de tira y afloja entre patronal y sindicatos. Además, Betoret se mostró de acuerdo con los sindicatos en la importancia de la formación de los trabajadores para un sector clave de la economía provincial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios