La huelga de examinadores avanza tras cinco meses hacia un callejón sin salida

  • Los efectos del parón ya se perciben en Granada: Una autoescuela de Maracena echa el cierre

La huelga de examinadores de Tráfico avanzó ayer hacia un callejón sin salida tras el anuncio del director general de Tráfico (DGT), Gregorio Serrano, de que se decretarán servicios mínimos del 50% en caso de que los examinadores de tráfico persistan en diciembre con la huelga que mantienen desde el pasado mes de junio. Además, Serrano aseguró que se acelerará la incorporación de nuevos trabajadores para paliar los perjuicios que están causando los paros.

Asextra contestó ayer con un comunicado de prensa a Serrano y pidió negociar con "gestores que sean capaces de resolver este conflicto y no con aquellos que sólo saben agravarlo". Desde el colectivo que aglutina a los examinadores destacaron que, recientemente hicieron una contraoferta asumible y en vez de llamar al comité de huelga para seguir hablando Serrano ha convocado una rueda de prensa "con absoluta falta de respeto".

El colectivo considera que es impresentable que se convoque esta rueda de prensa sin previa comunicación a los trabajadores. Además, recuerdan que por el momento no se ha convocado huelga para el mes de diciembre por lo que el Gobierno se anticipa. "Desconocemos si es una puesta teatral pues no se convocan servicios mínimos si no hay huelga convocada. Por otra parte critican que se les remita a Hacienda cuando el mes pasado fue el ministro de Interior quien respondió por este conflicto. En Granada la situación se vive con impotencia tanto por parte de los examinadores, como de alumnos y autoescuelas, que sufren los daños colaterales. Ya ha cerrado una autoescuela de Maracena por este motivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios