La huella humana

  • El consejero de Vivienda presentó ayer el Atlas de la Historia del Territorio de Andalucía, que reúne más de 800 mapas que recorren el desarrollo de la región

¿Sabía usted que Andalucía sufrió durante cinco siglos una pequeña edad de hielo que duró hasta el año 1840, que el terremoto más devastador de toda la región, que produjo unas 800 víctimas mortales en 1884, tuvo su epicentro en el municipio granadino de Arenas del Rey, o que durante el reinado de José I, entre 1810 y 1813, Granada pasó a llamarse Genil? El Atlas de la Historia del Territorio de Andalucía, elaborado por el Instituto Cartográfico de Andalucía y presentado ayer por el consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, contiene en sus más de 800 mapas e ilustraciones cientos de curiosidades y claves que explican el desarrollo de la Andalucía tal y como es en la actualidad. El 'solar' andaluz, que se formó hace unos 5,5 millones de años, ha sido modelado a lo largo de su historia por la acción del ser humano, por sus asentamientos y sus necesidades. "Somos resultado de las diferentes aportaciones realizadas por civilizaciones y culturas, de las obras colectivas de cada una de las épocas vividas que han ido dejando su huella y que podemos reconocer en nuestro actual territorio", asegura Juan Espadas en la presentación del documento cartográfico.

Cada una de esas aportaciones -desde las de la cultura argárica o la de los tartesios, que se remontan a los siglos VII y VI antes de Cristo- han sido analizadas por el grupo de geógrafos, cartógrafos e historiadores encargado de elaborar el atlas. El libro, del que se han lanzado 5.200 ejemplares, ha requerido tres años de elaboración y recoge la evolución de todos los factores que han condicionado el desarrollo de Andalucía: los cambios demográficos; la organización del territorio desde la época romana hasta la firma del Estatuto de Andalucía; las transformaciones que ha sufrido el territorio a raíz de su urbanización; los diferentes modelos productivos que las provincias andaluzas han desarrollado a lo largo de la historia; y el avance en las infraestructuras de comunicaciones.

El consejero de Vivienda explicó ayer durante la presentación del Atlas, que tuvo lugar en el teatro Isidoro Márquez del Centro Cultural de CajaGranada, que la verdadera importancia de este documento radica en su influencia sobre el futuro desarrollo de la comunidad autónoma. "Con una ojeada fácil se puede captar lo que somos, lo que hemos sido y lo que podemos ser en el futuro", indicó Espadas, que añadió que un buen análisis del pasado es siempre un "buen activo para el futuro".

Los ochos capítulos del Atlas de la Historia del Territorio de Andalucía recogen información que nunca antes se había recopilado e ilustra cartográficamente aspectos que no se habían reflejado en mapas con anterioridad. Algunos de los datos sobre la provincia recogidos en el libro son, cuanto menos, curiosos. La estructura sociodemográfica de Granada ha cambiado significativamente en el último siglo. Y, con ella, la organización del territorio. Un ejemplo. En 1910 apenas el 3% de la población activa estaba empleadas en el sector de la construcción. Un siglo más tarde, a pesar de la crisis, el ladrillo da trabajo a prácticamente un 15% de los granadinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios