La importancia de hacerse valer

  • El Ayuntamiento acoge una muestra fotográfica y de artículos hechos por afectados de parálisis cerebral

Mónica hace pendientes, pulseras y llaveros de colores. Con la ayuda de sus monitoras se ha convertido en una experta y de sus manos salen verdades obras de arte. Pero, ella, realmente, sueña con ser secretaria. "Me encanta hacer estas cosas, pero yo me sentiría mejor en algún sitio así como... el Ayuntamiento, donde pueda hacer fotocopias y atender el teléfono. Eso es lo que me gusta a mí", explica.

Mónica tiene 30 años y padece parálisis cerebral. Ayer acudió al que desearía fuera su centro de trabajo para mostrar en una exposición todos los artículos que ella, junto con sus compañeros, ha expuesto en la Plaza del Carmen. "Las libretas son bonitas, ¿verdad? Pues las hacemos en cinco minutos y no son muy caras", comenta la joven con una sonrisa.

Encarna Navas, presidenta de la asociación, destaca la importancia que tienen que su esfuerzo salga a la calle en forma de exposición. "Realmente se dan cuenta de que su trabajo ha merecido la pena y que, además, les puede proporcionar un beneficio económico". En realidad, con este tipo de trabajos los usuarios sólo reciben 30 euros mensuales, pero lo importante no es la cantidad, como explican los técnicos, sino el hecho de que, de alguna manera, su trabajo ha sido reconocido y gusta a la gente.

En realidad, la exposición es un vehículo más que Aspace pone en marcha para que la ciudadanía conozca desde dentro del mundo de los afectados por un problema la parálisis cerebral. Por eso, junto a los artículos que han realizado los alumnos se ha expuesto parte de una muestra fotográfica correspondiente al segundo concurso nacional de fotografía. "La importancia de las imágenes se demuestra por si sola", comenta la presidenta. Y lleva razón.

Las 63 instantáneas dejan al espectador adentrarse en la vida de estos discapacitados. Pero no sólo en sus dificultades, anhelos y esfuerzos, sino también en su día a día más feliz, cuando sonríen, se disfrazan y, en definitiva, se lo pasan bien.

"Lo que más valoro de la muestra es eso, que la gente se pueda dar cuenta que detrás de un discapacitado también hay felicidad y momentos de diversión como cualquier persona", comentaba Navas. Mónica reitera las palabras de la presidenta. "Hay gente que no nos hace caso y otra que sí. Lo que tienen que hacer es conocernos y que vengan para ver cómo podemos hacer de todo y disfrutar con nuestro trabajo". Sus palabras, además de una invitación a la muestra que se prolongará hasta el día 14, dejaban en el aire un deseo, quizás el que el acceso al empleo sea una realidad para los que son diferentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios