El incendio de Gualchos calcinó casi 180 hectáreas de matorral

  • Coag llama a la prevención para evitar que se sucedan incidentes de este tipo

El secretario provincial de Coag Granada, Miguel Monferrer, advirtió de que después del primer incendio forestal ocurrido en Gualchos la semana pasada, este verano existirá un alto riesgo, debido a la sequía que ha sufrido el campo durante meses. "Este año se presenta particularmente peligroso, por lo extremadamente secos que ha sido el otoño y el invierno pasados, por lo que la vegetación perenne muestra un estado que asemeja a lo que observamos al final de verano y la poca lluvia caída en primavera ha favorecido la formación de pasto que, con la entrada de las altas temperaturas, va a constituir un combustible muy peligroso en caso de incendio". Por ello, pidió la "máxima colaboración a administraciones, agricultores y ganaderos para prevenir incendios forestales".

Según la delegación granadina de Coag, durante el jueves y el viernes pasados, se quemaron 179 hectáreas matorral, justo un día antes de la activación del Plan Infoca. De ahí que incidiera en "la necesidad de tomar todas las medidas necesarias para evitar estos desastres que generan importantes pérdidas económicas y ambientales, con la realización de los correspondientes Planes de Prevención de Incendios Forestales, actuaciones de tratamiento selvícola preventivo, líneas y áreas cortafuegos, fajas auxiliares o puntos de agua, con el fin de prevenir la extensión del incendio".

Según destacó el sindicato agrario, "este tipo de acciones cuenta con ayudas que anualmente ofrece la Consejería de Medio Ambiente, además de suponer una rebaja en la tasa de extinción de incendios del 75%".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios