Los incendios de viviendas en Granada aumentan un 19% en lo que va de año

  • El teléfono de emergencias gestionó 424 siniestros en la provincia entre enero y el pasado octubre

Los incendios aumentan en Granada. Los incendios aumentan en Granada.

Los incendios aumentan en Granada. / álex cámara

El teléfono único de emergencias de la Junta de Andalucía ha gestionado un total de 424 incendios en vivienda en Granada, de enero a octubre de 2017, lo que supone un incremento del 19,11 % con respecto al mismo período del año anterior, cuando fueron 356 los casos atendidos, según informa el 112, servicio adscrito a la Consejería de Justicia e Interior.

Los meses en los que se han registrado un mayor número de incendios domésticos han sido tanto los asociados al período invernal como el estival. El descenso de las temperaturas en invierno y con ello el mayor uso de calefactores y braseros, así como el aumento del mercurio en los meses de verano, que conlleva un mayor uso de aparatos de aire acondicionado y ventiladores, podría estar detrás de este aumento de incendios en vivienda en estos períodos.

La cifra de incendios en el conjunto de Andalucía ha alcanzado los 3.242 casos, de los que un 13,08 % se han registrado en la provincia granadina. De esta forma, enero, con 64 incidencias, seguido de febrero (55), julio (46), marzo (45) y agosto (44) concentran un mayor número de casos. Por detrás, se posicionan junio (42), mayo (37), abril (32), septiembre (31) y octubre (28).

Por provincias, Granada se encuentra entre las que han tenido un mayor número de incidentes de esta naturaleza, junto a Sevilla (937), Málaga (522) y Cádiz (492). Mientras que Córdoba (238), Huelva (230), Jaén (223) y Almería (176) son las provincias donde ha habido un menor número de incendios en el ámbito doméstico.

El servicio de emergencias andaluz ofrece a la ciudadanía una serie de recomendaciones y consejos para prevenir incendios y actuar en caso de que se produzcan, especialmente ahora que con la bajada de temperatura aumenta el uso de braseros y calefacciones. En primer lugar, si se origina un incendio en un domicilio, es fundamental mantener la calma y llamar, lo antes posible, al 112 para pedir ayuda y explicar qué ocurre y dónde.

Si las llamas están dentro de la vivienda, hay que intentar salir del inmueble con celeridad, pero sin perder el control, lo más importante es ponernos a salvo por lo que, bajo ningún concepto, nos pararemos a recoger objetos personales. "Es importante que mientras salimos de la casa cerremos todas las ventanas y las puertas que podamos y, una vez fuera, entreguemos la llave a algún efectivo de bomberos", señalan.

El humo acumulado puede dificultar la visibilidad e impedir respirar bien. Si se da este caso, lo mejor es gatear lo más cerca del suelo. Antes de abrir cualquier puerta, es crucial comprobar que no está caliente y que no sale humo por las rendijas, si es así, no debe abrirse porque el oxígeno alimentaría las llamas y empeoraría la situación. Si se está en una planta superior, se bajará por las escaleras, a no ser que en el hueco haya humo. En todo caso, nunca se usará el ascensor.

Si el incendio no permite salir del inmueble, se deben cerrar todas las puertas que haya entre el fuego y el lugar donde nos encontramos y trataremos de refugiarnos en una habitación próxima a la calle, para que los operativos de emergencia puedan llevar a cabo el rescate. Es muy recomendable, siempre que se pueda, humedecer alguna prenda de ropa y colocarla en las rendijas.

Emergencias Andalucía ofrece además otra serie de medidas y consejos para evitar que se produzca un incendio en nuestra casa. Es importante hacer un buen uso y mantener en estado óptimo los enchufes e interruptores; no abusar de las alargaderas y enchufes múltiples, así como emplear los enchufes con toma de tierra para aquellos electrodomésticos que lo precisen, como planchas o calentadores portátiles. Es muy útil tener en casa un extintor y conocer su manejo para actuar de forma rápida. Los braseros, radiadores o cualquier aparato de calefacción se colocarán siempre lejos de las cortinas o visillos, para evitar que prendan. En las casas donde haya menores, es muy importante que los niños no estén cerca de los focos de calor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios