El paro indefinido del personal de Brassica deja 42 colegios sin comedor

  • La empresa es también la adjudicataria de las cafeterías de los hospitales, que tampoco tienen servicio desde ayer · Protestan por el impago de sus nóminas

Comentarios 1

La plantilla de Brassica, empresa dedicada a la gestión de comedores escolares en Granada, secundó al "cien por cien" la huelga indefinida iniciada ayer por los trabajadores ante el impago de sus nóminas desde octubre. Un paro que ha dejado a 42 centros educativos de la capital sin servicio de comedor.

La empresa gestiona también las cafeterías de los hospitales (Virgen de las Nieves, Maternal, Traumatología y Edificio de Gobierno), que también cerraron. En total, tiene 280 trabajadores.

Según denunció el sindicato Ustea, la falta de servicio de comedor escolar afecta a centros de infantil, primaria y secundaria, de lo que hacen responsable directa a la Administración educativa "puesto que es la Consejería de Educación quien ha subcontratado este servicio tan importante con una empresa que arrastra problemas desde hace al menos un año", denuncia Ustea. "La Administración es responsable del servicio de comedor que oferta dentro del plan de apoyo a las familias, por tanto es la responsable de que las familias de miles de alumnos tengan hoy que buscarse la vida para comer", dice.

Ustea asegura también que subcontratar el servicio a una empresa donde los trabajadores están de manera precaria desde mayo "no es dar un servicio de calidad".

El presidente del comité de empresa de Brassica, Roberto Valle (UGT), acusó a la entidad de no pagar a sus trabajadores cuando sí ha cobrado a través del banco a los padres el servicio de comedor correspondiente a estos meses, por lo que se preguntó "en qué se ha usado ese dinero".

Por su parte, Juan Pedro Luque, miembro del comité de empresa por CCOO, subrayó que los trabajadores afectados en toda la provincia se encuentran en una situación económica "que se hace cada vez más insostenible". Es más, aseguró que, dado los impagos que están sufriendo, la convocatoria de huelga no les va a suponer ningún coste económico.

Según fuentes sindicales, la parte de la plantilla dedicada a la gestión de las cafeterías de los hospitales públicos de Granada apenas ha secundado la huelga después de que la dirección de la empresa haya anunciado una cesión de la explotación del servicio a otra entidad, lo que en principio puede suponer una solución al pago de los salarios que se adeuda a los trabajadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios