Los indignados presentan 3.600 firmas para que el subdelegado dimita

  • Aseguran que el desalojo del día 17 se realizó con "uso excesivo de la fuerza"

Miembros de la Asamblea del movimiento de indignados instalado en la Plaza del Carmen de Granada presentaron ayer 3.600 firmas en la Subdelegación del Gobierno para pedir la dimisión de su responsable, Antonio Cruz, así como la depuración de responsabilidades entre los mandos policiales de la ciudad por el desalojo que se produjo el pasado 17 de mayo y en el que tres personas resultaron detenidas.

En un comunicado, la asamblea informó de que la iniciativa ha partido de su grupo de información jurídico-legal y criticó que, pese a tratarse de una concentración pacífica, varias personas de las 200 concentradas en la Plaza del Carmen terminaron aquel día con importantes lesiones y otras detenidas "de forma injustificada".

Según consideran los miembros de la Asamblea de indignados de Granada, la intervención se desarrolló con un "uso excesivo de la fuerza, junto a un trato vejatorio a los desalojados y detenidos, que en este último caso se prolongó durante la estancia en comisaría".

Asimismo, censuraron que sólo en Granada se intervino de esta forma, "aunque fueron muchos los puntos de España donde esa noche los ciudadanos acudieron a las plazas". "En los días posteriores a este hecho se unieron las identificaciones arbitrarias para coartar el libre derecho de reunión de los ciudadanos, aspecto que continúa hasta hoy", afirmaron los miembros de la Asamblea.

Por la "responsabilidad" en todo ello y la "dejación de funciones" exigieron la dimisión del subdelegado del Gobierno en Granada, Antonio Cruz, así como la depuración de responsabilidades entre los mandos policiales que dirigieron estas actuaciones el pasado 17 de mayo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios