'El instante preciso' sin lugar adecuado

  • La decisión municipal de buscar un nuevo emplazamiento a la escultura que corona la casa consistorial está generando las críticas tanto de los partidos de oposición como de los creadores de la estatua

Comentarios 4

El anuncio por parte del equipo de gobierno de trasladar la escultura ecuestre que remata el edificio del Ayuntamiento de Granada está generando una eclosión de reproches políticos similar a su instalación el 13 de diciembre de 2002, que hace pensar en cierta relación del equino con el caballo de Atila.

El que fuera alcalde cuando el gobierno local (el llamado tripartito) aprobó el proyecto de ubicar la estatua sobre la casa consistorial, José Moratalla, aseguró ayer que si ahora el PP quiere quitar la escultura es "para hacer una cortina de humo sobre otros temas, como el de los Ogíjares o las indemnizaciones del Parque Tecnológico de la Salud".

Por su parte, el edil de IU, Manuel Morales, se mostró reticente a hablar sobre lo que él calificó como debate "ridículo" y "absurdo", que responde a una estrategia de "marketing". "En una ciudad con distritos enteros sumidos en la marginación, con un índice de paro como el que existe... si el problema del caballo se convierte en central es que eso que llamamos política, opinión pública o debate ciudadano es para llorar", denunció Morales.

Mientras, el edil de Cultura de Granada, Juan García Montero, reiteró que la decisión de su grupo político no obedece a "una revancha política", sino que se enmarca dentro del proyecto de reforma del Ayuntamiento de Granada y como parte de una política general del equipo de gobierno de instalar esculturas en la ciudad, como el proyecto de crear una obra de arte en homenaje al flamenco o la próxima instalación de esculturas de personalidades en el bulevar de Avenida de Constitución.

Además, García Montero recordó la promesa del alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado, de trasladar la estatua a un lugar emblemático y destacado de Granada, aunque Moratalla comentó que el cambio de ubicación de la obra El instante preciso supondrá, independientemente de su nueva ubicación, "quitar un símbolo del municipalismo", que podría acabar en "una rotonda con tres cactus".

En este sentido, el edil de Cultura anunció que se están estudiando distintos lugares para erigir la obra del artista Guillermo Pérez Villalta y señaló que, aunque aún no se ha concretado el emplazamiento, éste no tendrá que ser encima de un edificio, sino que podrá situarse "en un lugar levantado como una rotonda".

García Montero tampoco determinó cuál será el nuevo aspecto de la fachada, que será "el más adecuado desde el punto de vista estético", según afirmó el edil, quien no descartó que la casa consistorial vuelva a lucir la peineta que tuvo que ser derribada hace más de cinco años para instalar la escultura ecuestre.

Sea cual sea el nuevo destino de esta polémica obra, el autor de la misma y la fundición encargada de realizarla piden que el lugar elegido sean "tan digno como la obra, y no en la rotonda de cualquier barrio nuevo", según instó el propietario de la Fundición MS, Miguel Ángel Moliné.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios