Las instituciones meten la tijera en la Universiada 2015

  • Francisco Sánchez-Montes deja el cargo de consejero delegado de la Universiada "por motivos personales" y abre una nueva crisis en la gestión del evento deportivo

La dimisión de Francisco Sánchez-Montes como consejero delegado de la Universiada de invierno que se celebrará en Granada en febrero de 2015 ha servido, por lo pronto, para que las administraciones implicadas en el proyecto deportivo cierren filas y reconozcan que el proyecto inicial tendrá que adaptarse a la nueva realidad y abaratarse. Desde todas las administraciones implicadas se alabó tanto la trayectoria de Sánchez-Montes al frente de estos juegos olímpicos universitarios como la elección de Aurelio Ureña como nuevo responsable del mismo. Sin fisuras, todos los implicados en la iniciativa -Universidad, Diputación, Ayuntamiento, Junta y Cetursa- mostraron su apoyo a la Universiada al tiempo que no dudaron en resaltar las bonanzas de un proyecto que, sin embargo, inició su andadura en 2009, cuando la crisis económica ya era evidente, y que tendrá que hacer frente a los recortes económicos.

Aunque no hay cifras concretas sobre cómo se reducirá el gasto en la Universiada de 2015, parece claro que no se alcanzará la inversión de 233 millones -a los que se sumaban otros 17 millones en aspectos operativos- que se calculó en octubre de 2009, cuando Granada consiguió en Bruselas -sin demasiados apuros, ya que fue la única aspirante- hacerse con la organización del evento.

Desde Cetursa Sierra Nevada, su consejera delegada, María José López, señaló que "hay que ser sensato" y que "ahora hay que redimensionar el proyecto", aunque dejó claro que "sin dar un paso atrás", lo que descarta que la Universiada se suspenda. Además, subrayó que la estación invernal -que será el escenario de las pruebas de esquí alpino, de fondo, snowboard y freestyle- ha hecho los deberes y "hemos cumplido al 100%" con lo comprometido.

Desde la Diputación provincial, el responsable de Deportes, Francisco Rodríguez, reconoció que "son momentos difíciles" y que "es lógico que se hagan recortes, pero no podemos perder esta oportunidad". En este sentido, apuntó algunas de las medidas de ahorro que, de hecho, ya se han adoptado, como la supresión de la Villa Olímpica tal y como se concibió en el principio. Los 3.000 deportistas universitarios que se espera que compitan en Granada se alojarán en hoteles .

Por otro lado, el Ayuntamiento de Granada declinó hacer declaraciones y remitió al comunicado hecho público por la Universidad. Quien sí se manifestó fue la portavoz del PP de Granada, Marifrán Carazo, que aseguró que es el momento de "valorar qué dirección queremos que tome" y que "entre todos podemos poner un esfuerzo de nuestra parte". Sobre el adiós de Sánchez-Montes, Carazo -que en la anterior legislatura fue la responsable de Deportes del Ayuntamiento de Granada- subrayó que "las personas no deben de estar por encima de acontecimientos. Tenemos tiempo de poner al frente a otra persona con ganas y empuje".

En cuanto a la posición de la Junta de Andalucía, la delegada, María José Sánchez, insistió en que "estamos y vamos a seguir estando, porque es un proyecto importante para la Universidad y para la imagen de la ciudad". Por cierto, Sánchez sí se atrevió a meter el dedo en el ojo y señaló que "Sánchez-Montes nos compartía su desánimo por las dificultades de otras instituciones", en alusión a las posibles divergencias entre las administraciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios