Un comité internacional pasará revista en 3 semanas al estado de la Universiada

  • Los responsables de la Federación Internacional de Deporte Universitario acudirán a la ciudad el 9 de noviembre para conocer al nuevo equipo responsable y el rediseño que se le quiere dar al evento

La próxima cita de calado en el devenir de la Universiada será el día 9 de noviembre. Tal día, miembros de la Federación Internacional de Deporte Universitario (FISU) vendrán a Granada para conocer el nuevo equipo responsable del evento y ver cómo marchan los preparativos en casa.

Teniendo en cuenta esto, no hay que perder tiempo y en tres semanas, todas las partes implicadas, es decir, Ayuntamiento, Universidad, Diputación, Junta de Andalucía a través de Cetursa- y la propia Universiada tendrán que presentarles un boceto de lo que se ha hecho, de lo que queda por hacer y de cómo lo van a hacer. Eso sí, teniendo como prioridad el nuevo planteamiento de aunar recursos y esfuerzos para que el resultado sea prácticamente el mismo pero menos costoso.

Y es que, a pesar de que ya han pasado dos años desde que se denominara a Granada sede de este evento, la "coordinación real" entre las diferentes partes parece que no llegó hasta ayer.

Según la concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Granada y una de las representantes municipales para la cita deportiva, Isabel Nieto, "es ahora cuando hemos comenzado a trabajar con coordinación y así es como debemos seguir haciéndolo". En esta primera reunión de trabajo conjunto, como ella lo calificó, los asistentes analizaron cómo afrontar los tres años que le quedan.

Teniendo como referencia la última Universiada celebrada en Turquía, tomaron nota de los fallos y los aciertos que se tuvieron en tierras turcas para trabajar de una manera más eficaz aquí. "Se analizaron la distancia de los pabellones deportivos, los solares existentes cercanos por si hay posibilidad de levantar carpas para los ejercicios de calentamiento de los deportistas, en realidad, ver las posibilidades urbanísticas y estudiar nuevas estrategias".

Las nuevas estrategias de trabajo irían encaminadas a crear un nuevo modelo jurídico que incluyera al Ayuntamiento y la UGR y que permitiera trabajar de manera conjunta a la hora de hacer los proyectos y repartir el coste, como apunta el consejero delegado de la Universiada, Aurelio Ureña. En cualquier caso, Ureña considera que lo importante es que "hay voluntad de trabajo conjunto y recursos por parte de ambas instituciones que se puede utilizar".

Por el momento, en esa idea de aunar esfuerzos y abaratar costes no se contempla el eliminar ninguna infraestructura para los deportes de hielo. Por lo que en Granada se mantendrían, por ahora, el pabellón de curling, el llamado Palacio de Hielo para deportes como el hockey y el pabellón Mulhacén, que iría en el Zaidín. Además, no se descarta el reacondicionamiento técnico de otras instalaciones como el Palacio de Deportes para dar esa nueva redimensión al proyecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios