El interventor avanza que la capital cerrará 2017 con estabilidad presupuestaria

  • Baldomero Oliver dice que el Ayuntamiento se ha alejado de la intervención

  • Pide a los grupos consenso para mejorar las cuentas

Hay luz al final del túnel para desatascar las arcas municipales. El concejal de Economía, Baldomero Oliver, ofreció ayer su primera rueda de prensa optimista tras meses de lamentos y golpetazos en la mesa. Según relató, los primeros datos recabados por el interventor municipal en cuanto al cumplimiento del plan de ajuste en el último cuatrimestre del año es más positivo de lo esperado.

Lo primero que detalla el documento es que el equipo de Gobierno debería haber hecho algo alternativo para amortiguar el desfase de los ingresos a cuenta del IBI. Según indicó ayer Oliver el PP tenía previsto en su plan de ajuste de 2012 aumentar el impuesto en un 10%. Finalmente, como el PSOE solo ha subido un 4% entre otros factores por el bloqueo de los populares, el documento invita a recuperar por otra vía esta cantidad.

"Hemos parado la tendencia al abismo aunque el esfuerzo debe ser todavía mayor"Baldomero OliverConcejal de Economía

Aunque el documento asegura que "seguimos incumpliendo el plan", Oliver desveló algunos logros durante el periodo que lleva al mando de esta compleja concejalía. Para ello puso como ejemplo que la ciudad debía gastar en transporte público diez millones de euros y "estamos en trece". No obstante, hay un dato positivo y es que se ha rebajado el coste según el edil en dos millones de euros.

Por otra parte explicó que, a pesar de haber pagado las horas extraordinarias y asumir incremento del 1%, "hemos conseguido un ahorro de 1,2 millones de euros en el capítulo uno de Personal". "Nos dicen que somos unos manirrotos; lo seremos pero por lo pronto hemos logrado ahorrar ese dinero pese a afrontar estas obligaciones sin que haya merma de salarios, de derechos laborales o despidos".

Oliver también se mostró satisfecho por que el informe recoge que 2017 ha cerrado - a falta de cotejar algunos datos- con un ahorro positivo neto de 4,3 millones de euros. Además, en cuanto a la estabilidad presupuestaria que ya se cumplió en 2016 con 10,6 millones de euros, Oliver explicó que para 2017 se ha logrado una estabilidad de 16,5 millones. Sobre la deuda viva relató que, previsiblemente, se reducirá en torno al 85%.

"El informe también recoge que vamos a bajar el remanente negativo de tesorería por debajo de la previsión que nosotros recogimos en el plan de ajuste. Eso significa que las medidas que hemos adoptado antes incluso de empezar el plan ya están en esa línea y han mejorado nuestras previsiones".

En concreto, en 2016 año de referencia para elaborar el plan de ajuste se cerró con 61 millones de euros de remanente negativo. A juicio del edil, en el caso de haber continuado la línea de trabajo del PP, se habrían superado con creces los 80 millones mientras que las previsiones de 2017 cifran el remanente en 51 millones. Así, explicó que desde 2014, y bajo el mandato popular, esta cifra aumentó pues en ese año estaba 18 millones, en 2015 39, en 2016 ya aumentó hasta los 61 millones mientras que, en 2017, bajarán hasta los 51 millones de euros. "Esto, sin duda, nos aleja del peligro de intervención del Ayuntamiento por parte del Ministerio aunque el esfuerzo todavía debe ser mayor", destacó el concejal valorando que se haya "parado la tendencia al abismo".

Aunque el edil defendió los datos, recordó que la falta de liquidez mantiene un promedio de pago a proveedores demasiado alto. En noviembre estaba en 148 días. No obstante, en diciembre se bajó a 132. "Esto demuestra que aquí también se notan las medidas de plan de ajuste y tengo seria confianza de bajar en enero aun mas". A su juicio las cuentas serian mucho mejores si no contara con el bloqueo permanente de los grupos de la oposición.

Por último Oliver anunció que la redacción del presupuesto de 2018 está al 98%. El problema es que el edil no tiene ninguna confianza de que se los aprueben. Ante esta situación reconoció que el equipo de Gobierno podría estudiar someter los presupuestos a una cuestión de confianza aunque confió en que los partidos trabajen por la ciudad y no por sus intereses. "A la vista de las encuestas, el Gobierno de la ciudad va a depender de pactos. Cuanto antes incorporemos esto a nuestra cultura política mejor será para la ciudad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios