La investigación pone sobre la mesa la revisión del PGOU y las reinterpretaciones de la norma

Los grupos municipales se mostraron ayer cautos ante la noticia de la apertura de esta nueva investigación judicial que salpica de nuevo el área de Urbanismo. La jueza decidió abrir diligencias previas el pasado 2 de octubre con 19 personas y la empresa de sala de fiestas en la lista de investigados. Entre ellos también destaca el alcalde de Granada, Paco Cuenca, su antecesor en el cargo José Torres Hurtado, el actual concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Fernández Madrid y la anterior Isabel Nieto junto al secretario y al vicesecretario además de ocho funcionarios más, empresarios, técnicos y arquitectos.

El portavoz de IU, Francisco Puentedura exigió al alcalde explicaciones por su posible implicación en este caso y que detalle qué medidas va a adoptar para regenerar el área de Urbanismo. "No ha movido ni un dedo" criticó el edil quien sopesó que "nos encontremos ante un nuevo caso de irregularidades urbanísticas que podrían volver a dañar la imagen de la ciudad".

Por otra parte, el portavoz de Ciudadanos, Manuel Olivares, destacó que esto prueba la necesidad de revisar el PGOU y planes como el PEPRI para evitar que las normas sean reinterpretadas. este partido, que ha registrado la reprobación de Paco Cuenca al cumplirse un año de su imputación considera que la ciudadanía también debe ser juez ante un PP con seis ediles imputados y un PSOE con de momento uno, el alcalde, mientras estallan otros posibles casos como este.

Por otra parte, la portavoz de Vamos Granada, Marta Gutiérrez, considera que la modificación realizada sobre la sala es sustancial por lo que no es compatible con el PEPRI. "La lógica del Plan Centro dice que estos espacios deben extinguirse y sin embargo se amplía el aforo a 1.001 personas. "Creemos que tanto desde la sala como desde el Ayuntamiento se están aplicando todos los vericuetos legales para sortear esto", criticó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios