El invierno da una tregua a los vecinos que sufren los estorninos

  • Medio Ambiente corta los biosonidos en Trinidad ante la migración de las aves

  • Detecta otros 3 dormideros en la capital

El invierno da una tregua a los vecinos que sufren los estorninos El invierno da  una tregua a los vecinos que sufren los estorninos

El invierno da una tregua a los vecinos que sufren los estorninos

El invierno ha dado una tregua a los vecinos que soportan las incomodidades ocasionadas por los estorninos. Un pájaro que se hizo fuerte en la Plaza de la Trinidad pero que también provoca molestias en otros puntos de la ciudad como la Plaza de los Lobos, Bib-Rambla, Agustina de Aragón o en la placeta que queda en la confluencia de Marqués de Mondéjar con la cale Granados y Maestro Bretón. No obstante, los vecinos que viven en estas zonas saben que la tranquilidad que viven estos días durará poco pues en algún momento estos problemáticos pájaros regresarán a la capital sin que se haya logrado una solución.

Una de las afectadas es M. B., una vecina que ha remitido multitud de escritos al Ayuntamiento de Granada para que se poden los árboles de Marqués de Mondéjar para evitar que los pájaros se vuelvan a asentar en esta zona. Según explica, la convivencia con ellos es insoportable. No sólo por el sonido que emiten a partir de las siete de la tarde y desde las seis de la mañana si no también por la suciedad que esta plaga genera allí donde se instala. En concreto, esta vecina de Granada tiene tres plátanos de sombra situados muy cerca de su vivienda. Según cuenta la zona, que cuenta con un banco de madera, está inutilizada durante buena parte del año como consecuencia de las heces que estos pájaros generan en la placeta.

"Durante el periodo que se instalan en estos árboles la situación es insoportable", destaca M. B. quien relata que los días lluviosos el hedor es muy desagradable. El sonido no es mejor. Si en verano desea dormir con la ventana abierta M. B. ya sabe que tendrá un despertador "natural" hacia las seis de la mañana.

Ante esta situación, ha expuesto el caso al 010, a Medio Ambiente, a la Junta de Distrito Centro y ante el Defensor del Ciudadano. Sin embargo, por el momento no ha recibido una respuesta satisfactoria. Ella considera que podar los árboles podría evitar que los pájaros se asienten, sin embargo, según denuncia el Ayuntamiento no está dispuesto. "Una funcionaria llegó a decirme que al cortarle las ramas se provocan "heridas a los árboles", critica esta vecina que cree que "los árboles son más importantes para la capital que los vecinos que pagan sus impuestos".

El último informe de Urbanismo y Medio Ambiente sobre este problema informa de que el sistema de biosonidos implantado en Trinidad ha sido desactivado temporalmente ante la ausencia de pájaros. No obstante con anterioridad ha estado operando con una frecuencia diaria desde el 30 de octubre entre las 18:00 y las 20:00. Además se hicieron ajustes semanales para adaptarlo a la variación estacional del ocaso. Además, el documento confirma que se ha detectado la presencia de aves en los ya citados puntos: Marqués de Mondéjar y Agustina de Aragón. No obstante "se decidió no actuar tanto por no ocasionar molestias significativas como por tratarse de lugares que propiciaban la dispersión de las aves del principal dormidero de la ciudad situado en la Plaza de la Trinidad. Por otra parte, este año en Plaza Bib-Rambla y Los Lobos no "se detectó una presencia significativa de aves".

La última actuación tuvo lugar en la Plaza Trinidad, en la última semana de diciembre, el 29 de diciembre cuando se desconectó el funcionamiento de los equipos instalados para evitar molestias a los vecinos, pues en la visita de inspección se observó que los estorninos ya no acudían significativamente a esta plaza, estimándose como causa más probable del abandono ante la caída de la hoja de los árboles.

Asimismo, se consideró que no era probable la reactivación del dormidero, tanto por la persistencia de los factores que propiciaron el abandono, como por la época del año, en la que este ave comienza a abandonar el comportamiento gregario y la población invernante inicia el viaje de retorno.

Ante la ausencia actual de estorninos, se prevé que se mantendrán los biosonidos apagados hasta aproximadamente el mes de agosto, mes este en el que los pájaros comienzan a tener comportamientos gregarios y migran a España las poblaciones invernantes. En este sentido, los vecinos que sufren este problema en otros focos como el de Marqués de Mondéjar exigen que el Ayuntamiento dé el mismo tratamiento que a otros puntos como Trinidad para evitar la presencia de estos incómodos pájaros. "Pagamos los impuestos por lo que deberían, como mínimo, podar las copas y eliminar volumen para acabar con este auténtico foco de insalubridad", remarca M.B.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios