El jamón cortado con cuchillo de oro

  • La única empresa de cortadores de Granada ha trabajado para la Casa Real y Presidencia del Gobierno

Idolatrado por muchos como el mejor manjar del mundo, los adoradores del jamón saben que hay una serie de liturgias que contribuyen a su multiplicar su sabor hasta llegar a cotas excelsas. Porque comerse un bellota de 500 euros cortado por la mano experta de un Cuchillo de Oro es para sus seguidores lo más parecido a estar en el cielo. La empresa granadina creada por José Miguel Muñoz Ruiz, propietario de la Tienda del Jamón, ofrece esta gloriosa posibilidad.

En mayo de 2006, José Miguel Muñoz Ruiz (de 35 años de edad) ganó el concurso Cuchillo de Oro que reconoce la destreza del mejor cortador de jamón y que se encuentra entre uno de los cinco o seis más importantes del país. Obtener el primer premio en este certamen de Ronda, junto el Gourmet de Madrid y los que se celebran en el de Barcelona, Aracena (Huelva) o Teruel, significa ser uno de los primeros espadas en este arte culinario.

Hace nueve años Muñoz fundó la Tienda del Jamón que luego se amplió también a una empresa de cortadores de jamón y que también cuenta en sus filas con Juan Manuel Muñoz Ruiz, su hermano de 31 años, que ganó el mismo concurso al año siguiente, en 2007.

Estos títulos otorgan tanto prestigio que son una garantía de que no les faltarán clientes a estos dos cuchillos de oro. Entre los nombres ilustres para los que han cortado jamón desde que ganaron el certamen se encuentran el mismísimo Rey de España o el presidente del Gobierno. También han sido solicitados en Moscú, Australia, Alemania, Suiza, Francia o Bélgica. Además trabajan para la Denominación de Origen del Trevélez, "todo un honor" para José Miguel Muñoz, porque hay pocas en España y, sobre todo, porque es de su tierra natal.

El éxito ha permitido a Muñoz que su empresa dé trabajo a 17 personas: 12 cortadores de jamón, 4 venenciadores, y una cortadora de queso. "Es el único negocio de este tipo que hay en Granada y tenemos muchos clientes", cuenta.

Comidas de empresa, reuniones de negocios, bodas u otros actos sociales cuentan con sus servicios para deleitar a los participantes, y eso que su precio no es excesivamente barato. Contar con la presencia de un cortador de jamón cuesta 175 euros, a lo que hay que sumar el precio de la pieza, que oscila entre los 300 euros de un buen bellota y los 500 del más caro. Las 1.400 piezas que pasó a cuchillo en 2007 José Miguel Muñoz, la misma media de los últimos cuatro años, dan testimonio de que los seguidores del jamón no escatiman para disfrutar del cielo en la tierra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios