Los jóvenes granadinos son los que peor valoran las relaciones con su familia

  • Los adolescentes de la provincia tienen una percepción positiva de la situación económica en casa pero, a diferencia del resto de Andalucía, son los que ven más negativamente la convivencia con padres y hermanos

"Estamos ante una crisis educativa en toda regla". Esta reflexión la realizó el decano de Medicina de la Universidad de Granada (UGR), Indalecio Sánchez, cuando escuchó las conclusiones del estudio sobre comportamientos de riesgos en los estudiantes de secundaria de la provincia de Granada que presentó el Grupo Universitario de Investigación Social (GUIS). Pero, aunque muchos de los datos son alarmantes, sobre todo los relativos al consumo de alcohol, detrás de todos ellos hay unos factores sociofamiliares y escolares que arrojan cierta luz al comportamiento de los jóvenes hoy en día.

El alumnado granadino tiene una percepción positiva de la situación económica de su familia, pues ninguno la considera "muy mala", sólo un 1,4% cree que es "mala" y apenas un 16% la define como "regular". En este sentido, el 63% dice que el nivel económico en su hogar es "bueno" y un 11,5% "muy bueno".

Sin embargo, al contrario que en el resto de Andalucía, la edad no se constata como factor determinante en la consideración del alumnado sobre sus relaciones con la familia, cercana o no. Según el estudio del GUIS, Granada es la provincia en la que peor se valoran las relaciones con los padres, hermanos y el resto de la familia. Un 2,4% de los estudiantes encuestados dice "sentir miedo" de sus padres (la mayor proporción de toda la comunidad autónoma) y un 5,2% considera que "sólo vive bajo el mismo techo" con ellos.

Aun así, el 85,4% asegura que "se siente querido" en el seno familiar y nadie confiesa haber sufrido malos tratos en casa.

Tal y como informamos hace dos semanas, la mitad (48,8%) de los adolescentes de Granada afirma haber bebido alcohol, pero también es verdad que uno de cada diez reconoce que en su entorno familiar "hay serios problemas de alcohol y drogas", el 3,8% manifiesta que en su casa "hay discusiones violentas", al 4,2% "no le gusta su vida actual" y un 6,6% dice "no tener ganas de vivir" a pesar de que su edad media es 14,2 años.

Como dato esperanzador, el GUIS apunta que son repetidores de la ESO uno de cada diez alumnos granadinos (10%), cuando la media en Andalucía está en el 14,8%, pero un 7,3% ha repetido más de un curso.

Los datos en materia escolar son también significativos, pues uno de cada cinco estima que los profesores tienen en cuenta sus opiniones "poco o nada" y un 41,1% dice que "regular". Un 8% dice "no comprender" las ideas que transmiten los profesores y uno de cada cuatro que "regular". Un 25% saca notas "malas" o "muy malas" y más de un tercio "regulares", en tanto cuatro de cada diez opinan que sus notas suelen ser "buenas" o "muy buenas". Sin embargo, Granada vuelve a ser líder en otro dato negativo: más del 40% de sus estudiantes de secundaria manifiesta que no realiza ningún tipo de actividades extraescolares.

Los padres, profesores y amigos son las principales fuentes de información sobre sexualidad en los jóvenes, mientras que los medios de comunicación lo son para el 12,2%. Si bien es verdad que el 26,8%, más de uno de cada cuatro, asegura que "no ha recibido educación sexual nunca". Lo que no significa que no tengan conductas sexuales manifiestas.

Uno de cada siete estudiantes (14,6%) de ESO de Granada asegura que ha mantenido relaciones sexuales con penetración, con una edad media para la primera vez de 14 años. Aunque algo más de la mitad de quienes las han tenido fue con menos de 14 años.

El 71,4% de los chicos afirma haberse masturbado, siendo un 12,9% de las chicas las que suscriben también haberlo hecho. Y sólo un 3,1% de los granadinos confiesa haber mantenido relaciones sexuales por internet, la menor proporción de Andalucía.

Trece años, e incluso antes, es la edad de comienzo para la mayoría de las prácticas sexuales (51,2%), no sólo en el primer coito (12,8 años) o en la masturbación de la pareja (13,6 años), sino también de la fellatio (13,8 años) y el cunnilingus (13,4 años).

Aunque en Granada casi un 5% de los alumnos de 12 y 13 años afirma haber mantenido relaciones sexuales con penetración, es Sevilla la provincia andaluza donde mayor porcentaje (un 11%) de adolescentes de esta edad revelan esta conducta precoz; siendo Córdoba, con un 3,3%, la que menos.

Por último, destacar que dos tercios de los granadinos opina que la gente de su edad consume demasiado alcohol (un 48,8% ha bebido alcohol y de estos tres de cada cuatro lo consume en la actualidad). Es por ello que al 84% le parece bien la prohibición de venta a menores de 16 años, pero el 88,5% cree que no se cumple la normativa. De hecho, casi la mitad (el 44,5%) tiene como lugar preferido para consumir los pubs y discotecas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios