Granada

Se salta una orden judicial de alejamiento y termina apuñalado por su exmujer

  • Los hechos ocurrieron la mañana del lunes en Cúllar Vega

  • La mujer, en libertad con cargos

La mujer ha alegado que actuó "en defensa propia". La mujer ha alegado que actuó "en defensa propia".

La mujer ha alegado que actuó "en defensa propia". / g. h.

Comentarios 1

Acudió a la casa de su expareja y acabó en el hospital tras recibir varias puñaladas. Esto fue lo que le ocurrió el pasado lunes a un hombre de 31 años que se saltó una orden de alejamiento y se presentó en el domicilio de su exmujer en Cúllar Vega. Una vez allí, la mujer le asestó varias puñaladas "en defensa propia", según su versión, tras lo que alertó al servicio de Emergencias sobre lo sucedido.

Todo ocurrió el lunes sobre las ocho de la mañana, cuando una llamada al servicio de Emergencias 112 indicó que había un hombre herido por arma blanca en la calle Salvia de Cúllar Vega. El hombre se había personado en la casa de su expareja, saltándose la orden de alejamiento por malos tratos que le había sido impuesta. Al llegar, los efectivos encontraron al hombre en la calle, mientras que la mujer, que fue quien dio aviso a Emergencias, estaba refugiada dentro de su domicilio junto a sus dos hijos.

Tal y como indicaron fuentes de la Guardia Civil, la mujer explicó que la agresión se había producido en "defensa propia", ya que tenía miedo de que su expareja pudiese hacerle algún tipo de daños, por lo que fue detenida pero posteriormente puesta en libertad con cargos a expensas de ser citada por el juzgado de guardia para prestar declaración sobre los sucedido.

Precisamente en cuanto a lo que la violencia de género se refiere, los juzgados andaluces tramitaron el año pasado 35.398 denuncias, la mayor cifra desde que se tienen recuentos, lo que evidencia para el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que estas agresiones están "lejos de desaparecer" y que la víctima es más consciente de serlo. La memoria de 2017 del TSJA expone que se produjo un incremento del 18 % en el número de denuncias por violencia contra la mujer respecto al año anterior. Casi siete de cada diez denuncias procedieron de atestado policial con denuncia de la víctima, mujeres que en el 80 % de los casos fueron españolas.

El TSJA interceptó que esta estadística revela que las agresiones contra la mujer "están lejos de desaparecer" y, a la vez, que las víctimas son "cada vez más conscientes de que lo son", como muestra que la cifra de denuncias sea la anual más alta desde que se contabilizan. Además subrayó que el año pasado se cerró con ocho víctimas mortales, cuatro a las que no se les había aplicado protección y las otras con medidas cautelares.

El año pasado se solicitaron además 8.738 órdenes de protección y se adoptaron 6.585, el 75 % de las peticiones, y se dictaron 1.865 sentencias penales en faltas y delitos leves, algo más de la mitad -51 %- condenatorias, cifra que desciende un 3 % respecto a 2016.

Por provincias, destacan Málaga y Sevilla que, junto a Cádiz, son las que cuentan con mayor número de órdenes de protección adoptadas, mientras que el mayor número de sentencias condenatorias se dicta en Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios