La juez da vía libre a la Fiesta de la Primavera de hoy en el botellódromo

  • Rechaza la denuncia del alcalde al considerar que los hechos no son constitutivos de infracción penal ni administrativa al haberse convocado la fiesta en el recinto habilitado para ello.

Las imágenes de miles de jóvenes bebiendo en la Huerta del Rasillo puede que se repitan esta noche, pero en esta ocasión, con un escenario distinto: el botellódromo de la capital ubicado en Méndez Núñez. Es precisamente, el que el lugar de la convocatoria sea el recinto habilitado para beber en la calle y no en otro espacio, una de las razones esgrimidas por el Juzgado de Instrucción 2 de Granada para desestimar la denuncia interpuesta por el Ayuntamiento contra el convocante de este macrobotellón. El auto de la juez considera que los hechos no son constitutivos de infracción penal, ni tampoco administrativa. 

Para argumentar la medida, la titular de este juzgado explica que dicha concentración viene referida a un espacio urbano habilitado a tal efecto, en referencia al botellódromo ubicado junto a la salida Méndez Núñez de la Circunvalación, en la zona conocida como Hipercor. Según el auto judicial, al que ayer tuvo acceso Efe, “faltan” los presupuestos legales exigidos para estimar la solicitud interesada por el Ayuntamiento de Granada, que a través de su alcalde, José Torres Hurtado, basó su denuncia en el “peligro” que supondría para el orden público, el tráfico y la tranquilidad de los ciudadanos este tipo de actos, que además difunden una imagen “nefasta” de Granada. Torres Hurtado también pidió la colaboración de los expertos de los cuerpos de seguridad para que rastreen y averigüen la dirección de IP desde la que se convocó el macrobotellón y de quienes lo hicieron para que el Ayuntamiento tomara acciones legales e imponer sanciones.

En su resolución, la jueza hace referencia a la Ley 7/2006 de 24 de octubre, sobre potestades administrativas en materia de determinadas actividades de ocio en espacios abiertos de Andalucía, que establece que sería “sancionable” la permanencia y concentración de personas que consuman bebidas o pongan en peligro la pacífica convivencia ciudadana “fuera de las zonas del término municipal que el Ayuntamiento haya establecido como permitidas”. Por tanto, considera que la conducta desarrollada y consistente en la convocatoria de asistencia de personas desde la página de internet tuenti.com “no sería constitutiva de infracción penal, ni tampoco sería administrativa, habida cuenta de que viene referida a un espacio urbano habilitado a tal efecto”.

La desestimación de la solicitud municipal, un auto contra el que cabe recurso de reforma y/o apelación, se produce después de que la Fiscalía manifestara en un informe, según Efe, “no haber lugar” a la concesión de la petición consistorial. En su escrito, el Ministerio Público argumenta además que la convocatoria se refiere a un hecho “futurible” y que “aun en el caso de producirse en espacio no habilitado” no sería posible sancionarse hasta que la concentración se produjera.

Con todo, esto sólo cabe esperar qué ocurre en las próximas horas. Si al botellódromo acuden hasta 20.000 jóvenes la fiesta puede celebrarse en paz. Todo cambiaría si se llega al récord de asistencia de 2006 y a la capital se acercan más de 33.000 personas con ganas de divertirse y sin espacio para hacerlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios