El juzgado de guardia permite hacer obras de seguridad en el Nevada

  • El Ayuntamiento de Armilla solició ayer por la tarde que se le dejase ejecutar ciertas actuaciones en el edificio, a lo que el juez accedió dos horas más tarde

El Juzgado de Guardia de Granada autorizó ayer la realización de obras de seguridad en el Centro Comercial Nevada después de que el Ayuntamiento de Armilla se lo solicitase formalmente. Según informaron fuentes del Consistorio armillero, durante la tarde y debido al fuerte viento y a la lluvia que hicieron moverse algunas de las chapas del edificio, se decidió solicitar permiso judicial "por seguridad". Dos horas más tarde, el juez en labores de guardia permitió la realización de las obras solicitadas por el Ayuntamiento.

Hasta el edificio se desplazaron entonces técnicos municipales para proceder a las labores de seguridad, mientras que los agentes de la Policía Local cortaron una de las calles a las espaldas del centro comercial como medida preventiva, ante la posibilidad de que alguno de los elementos sueltos de la fachada o el tejado se desprendiera y cayera al suelo. Según informaron las mismas fuentes del Ayuntamiento armillero, se solicitó también la presencia de los bomberos de la capital, que se incorporaron poco después, para participar en el operativo.

Hace quince días, el Ayuntamiento de Armilla ya ordenó la ejecución de una serie de obras en el edificio después de una inspección realizada por los técnicos municipales. Durante esa visita, se detectó los elementos que cubren la estructura ejecutada "no cuentan con las condiciones de estabilidad y seguridad necesarias". En el informe los técnicos detectaron posibles peligros "a la seguridad de terceros". En concreto, la orden establecía "la terminación de la estructura metálica y el correspondiente tratamiento anticorrosivo", así como que se concluyan "los elementos de cubrición, incluso el cerramiento perimetral para impedir esfuerzos de viento". Además, el Consistorio ordenaba la "retirada urgente de todas aquellas chapas que no estén bien atornilladas", así como "la retirada o sujeción razonable de los acopios -de material- susceptibles de salir volando". El documento establecía también la "retirada o apeo con sujeción posterior de los paños de lana de roca que no están sujetos a las chapas plegadas".

El juez que investigaba las presuntas irregularidades en la tramitación del Nevada recordó a la Guardia Civil que las obras estaban paralizadas por orden judicial y no se podían realizar las actuaciones ordenadas por el Consistorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios