Los 16 kilómetros del Metro ya están operativos para funcionar en pruebas

  • En septiembre comenzará la nueva fase del tranvía en todo el trazado, desde Albolote a Armilla La puesta en marcha sigue fijada para final de año

Tras veinte meses de duración en el entorno de la estación de Renfe, el trazado del Metro está prácticamente preparado para que los vagones crucen por los 250 metros que restaban para unir toda la línea del futuro tranvía. Si no fuera porque hay que pasar los test previos, las diferentes unidades ya podrían recorrer los 16 kilómetros que distan entre Albolote y Armilla. Será a partir de septiembre cuando el Metro discurra en fase de pruebas por toda la plataforma sin encontrarse inconveniente alguno. Será un hito más hacia la esperada puesta en marcha. Este mes concluirá la obra civil y a lo largo de agosto culminarán la instalación de sistemas.

Así lo anunció ayer el consejero de Fomento, Felipe López, que asistió junto al alcalde de Granada, Paco Cuenca, a la conexión de los raíles -hasta hace muy poco separados por un muro de mampostería- en el corazón de los dominios de la terminal ferroviaria de Andaluces. Una jornada "histórica", apuntó López, que destacó el "enclave estratégico" para estimular el uso del transporte público con un gran área intermodal.

Y es que a escasos metros se encuentra la futura estación del AVE, que acomete el Ministerio de Fomento, mientras que en el lado opuesto -en paralelo al campo de rugby de la Universidad- se localizará un gran intercambiador de autobuses urbanos y metropolitanos. Las previsiones iniciales estiman que el 5% de la demanda total del Metro se concentrará en este punto.

Con la soldadura de la vía que se produjo ayer, justo en el tramo de plataforma de 60 metros lineales que se cruzaba en haz con la línea de ferrocarril de la estación de Renfe, se pone prácticamente fin a los trabajos en este subtramo de la avenida de Andaluces, que fue el último en iniciarse de toda la línea de Metro Ligero, en noviembre de 2014, una vez que la Junta obtuvo la autorización definitiva de Adif para su ocupación.

Este paso más que ha dado el Metro entraña también un beneficio directo para los granadinos, especialmente para los vecinos del entorno ya que se beneficiarán del paso peatonal que quedará abierto entre la calle Doctor Jaime García Royo y los Paseíllos de Fuentenueva. Una medida que permitirá acortar las distancias y tiempo de desplazamiento en más de 10 minutos con Severo Ochoa y la Avenida de Fuentenueva.

Esta ruta será también compatible con otros modos de transporte no motorizados, como la bicicleta. Como el campus universitario cuenta con un horario especial de acceso, que queda restringido en horario nocturno por un vallado metálico, el 'pasaje' que ahora forma la plataforma del Metro quedará infranqueable por un gran portón que se colocará muy cercano al Pabellón de Fuentenueva, con el mismo horario que los accesos de Gonzalo Gallas y Severo Ochoa.

El consejero incidió en que, según las estimaciones, la explotación comercial del Metro se iniciará a finales de este año, una vez culminados los trámites administrativos pendientes, como la selección y formación por parte de la empresa adjudicataria y la realización de las pruebas dinámicas y en blanco. López defendió el "alto nivel de rentabilidad social" que tendrá un medio de transporte como el Metro que reducirá el tiempo de los desplazamientos, mejorará la seguridad, disminuirá la polución y empleará a unas 200 personas en su funcionamiento.

Por su parte, el alcalde de Granada calificó el día de ayer de "histórico" al quedar atrás "años de dificultades" debido a un proyecto que en su opinión aportará muchos beneficios a la población. El próximo paso a tener en cuenta será el transcurso del Metro por los 16 kilómetros de la línea. Para eso hay que esperar, al menos, un par de meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios