48 horas para estrenar el Metro: El fin de una larga espera de diez años

  • El jueves comienza la explotación comercial de los tranvías

  • La Junta prevé unos ingresos de más de 46 millones los 4 primeros años

El Metro El Metro

El Metro

Comentarios 1

La larga espera de diez años concluye en apenas 48 horas. Después de 6 meses viendo pasar los vagones como si fueran un elemento decorativo de la ciudad, el Metro entrará el jueves en funcionamiento a las 12 del mediodía. Será cuando los primeros ciudadanos accedan por fin a los tranvías con la emoción del estreno hasta que se convierta en una rutina como ir a comprar el pan. Antes, el consejero de Fomento y los cuatro alcaldes por los que pasan los trenes se subirán al último viaje en pruebas para dar paso a los ciudadanos y que tomen la infraestructura de más de 550 millones de euros que debe reducir en tres millones los viajes en vehículo privado. La presidenta de la Junta, Susana Díaz, vendrá a Granada en las próximas semanas para un acto institucional de inauguración, aunque la fecha exacta está aún por determinar.

El plan económico del Metro recoge que los cuatro primeros años de explotación se suban 50 millones de viajeros, con unos ingresos en este espacio de tiempo de más de 46 millones de euros, desde los 9,9 del primer año a los 12,4 que se prevén ingresar en taquilla al final de este periodo. En cambio, los gastos de explotación serán de 53 millones según las previsiones de la Junta, lo que arrojará un déficit de 7 millones que será asumido al 83% por la Junta y el 17% restante por los municipios por los que pasa el Metro.

Son las previsiones del consejero de Fomento, Felipe López, que ayer visitó Granada para dar una noticia que llegó a avanzar hasta en cuatro ocasiones en los últimos seis meses. Ahora sí, el Metro arranca con una previsión de transportar a más de 11 millones de personas en el primer año, 12,6 en el segundo y 14,5 en el tercer año de funcionamiento. "A partir del jueves vamos a contar con una potente herramienta que viene a contribuir con otros medios de transporte a hacer una vida más amable a los ciudadanos de Granada y su entorno, para afrontar el reto de la movilidad sostenible reduciendo el impacto ambiental", señaló el consejero en el primer momento de su intervención en clave institucional, antes de someterse al turno de preguntas acumuladas durante los últimos años. Después de subrayar la repercusión que tendrá en la calidad del aire y que Granada se une al club europeo de ciudades con metro que integran más de doscientas capitales, salió al paso de la comparación entre los tranvías y los autobuses. "Arrancamos con una velocidad media de 18 kilómetros por hora contando las 26 paradas que realiza, mientras que el transporte urbano de Granada no llega a los 11 kilómetros", señaló López, que fijó en un horizonte de seis meses el plazo previsto para que los tranvías alcancen los 20,5 kilómetros por hora de velocidad. "No es comparable la seguridad y la rapidez con otros medios de transporte", continuó. Después de pedir excusas por los retrasos, que justificó en la crisis económica, los cambios en el proyecto con el soterramiento en el Camino de Ronda o el atasco en la estación de Andaluces de dos años por los retrasos de Adif, subrayó que sus previsiones es que los comercios que lindan con las vías aumentarán su facturación entre un 15 y un 20%.

En el aire estaba el lugar común de buscar razones ocultas para los continuos retrasos, aunque el consejero repitió el discurso de que se inaugura siguiendo criterios técnicos, "en ningún caso políticos". Destacó que las incidencias por cada mil kilómetros se han reducido desde mayo de 25,3 a 1,76 en septiembre. Después de años en los que las plataformas del Metro han sido aparcamientos para coches, un lugar para pasear el perro o un circuito para runners o ciclistas, los tranvías toman mañana de forma definitiva las calles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios