infraestructuras | desconexión ferroviaria con el levante

Más lejos que nunca del Corredor Mediterráneo

  • La provincia de Granada, salpicada por el 'descuelgue' de Almería del proyecto

  • Las esperanzas de la conexión con Europa se desvanecen

El Puerto de Motril, uno de los afectados. El Puerto de Motril, uno de los afectados.

El Puerto de Motril, uno de los afectados. / r. f.

El sector agrario granadino mueve más de 660.000 toneladas al año con un valor de unos 400 millones de euros, que en buena parte se exportan a la UE. Asimismo, la provincia acogió el año pasado a un total de 2.652.606 visitantes en su planta hotelera, tan sólo superada por Málaga y Sevilla. Sin embargo, estos datos pueden parecer 'calderilla' a los responsables del Corredor Mediterráneo, puesto que nunca Granada estuvo tan lejos de pertenecer a su red litoral. La incertidumbre campa a sus anchas en cuanto al paso del gran eje ferroviario por este territorio y las esperanzas de la conexión masiva de mercancías y personas con Europa por tren se van desvaneciendo con el paso del tiempo.

La asociación Ferrmed lleva 14 años intentando unir Europa de norte a sur mediante un corredor ferroviario que conecte las zonas de mayor actividad económica y logística, potenciando especialmente las conexiones de puertos y aeropuertos. Esta agrupación multisectorial siempre ha defendido el paso del Corredor Mediterráneo por Granada a través de dos ramales: uno por el interior (recuperando el antiguo trazado cerrado en 1985 que unía Lorca con la capital, para continuar después hacia Antequera y Sevilla) y otro por la costa (desde Almería, pasando por Motril, en dirección a Málaga y Algeciras). Sin embargo, desde que las instituciones comenzaran a hablar de este eje, su paso por la provincia granadina no ha estado exento de polémica.

En 2011 llegó el primer jarro de agua fría para las expectativas con el ministro José BlancoEn 2012 se llegó a diseñar el ramal Motril-Granada del que no hay noticias todavía

En 2011, el entonces ministro de Fomento, José Blanco, reconoció la importancia de esta infraestructura que discurriría desde la frontera francesa hasta Algeciras a lo largo de 1.300 kilómetros como un gran eje transversal de transporte de mercancías y de viajeros en alta velocidad con el objetivo de romper la radialidad de la red existente. También vio su potencial: Aglutinaría a prácticamente la mitad de la población española y el 40% del PIB y se podría pasar de 2,6 millones de viajeros a 7,7 totales. Sin embargo, el trazado granadino ya se empezó a atragantar.

Entonces sentó como un jarro de agua fría que el eje fuera "mediterráneo' hasta Almería y que dejara de serlo y se convirtiera en interior al llegar a la provincia de Granada. En el mapa que presentó su Gobierno en Europa (para su prioridad y subvención) se obvió la línea de la costa y dentro de este planteamiento, en vez de apostar por Guadix-Baza-Lorca se optó por Granada-Antequera. Dejando fuera al litoral, cuyo coste desde Almería hasta Algeciras era de 13.900 millones de euros, el ahorro era más que notable, sin embargo, había una línea de puntos pintada por la costa de Granada y se habló de que podría incluso estar el trazado listo para 2030.

En febrero de 2012 llegó Ana Pastor a Fomento e hizo una nueva propuesta a Europa incluyendo en el PITVI (Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda) 2012-2024 la línea del litoral y la del interior de Granada en el Corredor Mediterráneo y el eje Guadix-Baza-Lorca. Incluso dibujó el trazado Guadix-Almendricos y el ramal Granada-Motril.

Los años pasan, y la realidad es que al aislamiento ferroviario de la provincia de Granada y la polémica espera por el AVE, se une que Almería, que consiguió tras mucho insistir estar presente en los planes del Gobierno al parecer, también se cae de los mapas, y salpica a Granada. La culpa, según numerosas voces, es la apuesta por la centralidad y, sobre todo, la falta de inversiones, unida a una planificación que desde el levante tachan de "opaca" e ilógica. "Nadie entiende cómo se hacen obras en Atocha, Chamartín o Barajas bajo la denominación de Corredor Mediterráneo", apunta el presidente de Ferrmed, Joan Amorós.

Amorós asegura que "unir Almería por Linares sería otro desatino más, pues se trataría de alargar 300 kilómetros o incluso más el trayecto, de manera absolutamente innecesaria y, desde luego, no estamos de acuerdo". Además, "el recorrido es mucho más sinuoso, pues el terreno está lleno de montañas". En su opinión, esto se debería a que "se están dedicando a potenciar el ramal que pasa por Madrid". "¿Por qué se hace por ejemplo el tramo Granada-Antequera y no Guadix-Baza-Lorca o Granada-Almería? Para que se pueda decir que en una fecha determinada quedará conectado con la capital de España", explica.

Desde este lobby no han estado en estos tres lustros tan "indignados" como ahora, tanto que se plantean incluso movilizaciones para poner fin a esta historia interminable de despropósitos. De ahí que hayan pedido una cita con el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y con el nuevo coordinador del Corredor Mediterráneo, Juan Barios, un cargo que pidieron expresamente que existiese y que esperan que pueda recibirles el próximo mes. Mientras, el portavoz del colectivo que agrupa a entidades públicas y privadas, da al Gobierno un plazo razonable de medio año para que les ofrezca explicaciones o de lo contrario tomarán las mencionadas medidas. En primer lugar, piden que el Ejecutivo central desvele cuáles son sus planes actuales, con previsiones reales, pues "no hay manera de arrancar fechas", lamenta Amorós.

El portavoz del lobby que impulsa el Corredor Mediterráneo avanzó a Granada Hoy que la semana que viene van a enviar a las instituciones de la UE un informe analizando la situación que se vive en España en relación con esta infraestructura, del cual también mandarán una copia al Ministerio de Fomento y al coordinador español de este eje ferroviario.

También adelanta que no piensan rendirse y sostiene que para recuperar la senda del proyecto lo que tendría que hacer el Gobierno español es recuperar el plan de 2011. En lo que respecta a Granada, en aquel documento se contemplaba el ramal de la Costa de Granada y "lo único que nosotros añadiríamos es el enlace Lorca-Baza-Granada" para hacer posible un acceso directo desde Algeciras al Mediterráneo sin retroceder a Almería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios