"El límite de crear lo pone nuestra imaginación"

Desde la prehistoria, momento en que las tribus confeccionaban sus propias alhajas para decorar su cuerpo y embellecerlo, las piedras preciosas y los abalorios, así como las semillas o incluso las cuentas de madera, eran utilizadas con este fin. Símbolos que realzaban el atractivo de las mujeres o mostraban más tarde el estatus de ambos.

Pero la tradición de la ornamentación ha sobrevivido al paso de los años y se ha unido a las nuevas tecnologías para crear espectaculares joyas. Sin embargo, las piezas han dejado de ser únicas como lo eran antes: ahora, el mismo colgante lo podemos encontrar en España como en París y lo que creemos exclusivo de algún lugar resulta que en cualquier otro puede haberlo. Se trata, justamente, de uno de los principales motivos por los que cada vez más personas se pasan al arte de la confección. Buscar la originalidad y singularidad.

En estos momentos, las tiendas de fornituras son la elección de quienes no se conforman con lo preestablecido (ni con sus altos precios) y prefieren fomentar su imaginación eligiendo una a una las cuentas que llevará el adorno o muchas veces el regalo, que elaborarán.

La tienda-taller Cuentas y pico, ubicada en la calle Cruz, está abierta para todo aquel que piense que el límite de crear sólo está en uno mismo y en sus ganas de soñar. Así piensan sus dueños, Sofi y Lauren, que abrieron el local hace poco más de un año con la intención de poder enseñar y aconsejar a los clientes los tipos de combinaciones de perlas que resultan mejor o cómo, por ejemplo, se debe hacer un buen cierre en cualquier joya.

Hilos de todas clases y abalorios de vidrio y cristal de excelente calidad conforman el universo de color de Cuentas y pico, que también tiene espacio para mostrar las creaciones que sus propietarios se atreven a diseñar.

"Nuestros clientes van de diez a ochenta años", comenta Lauren, quien anima, como Sofie, a que le pongamos nuestro sello personal a los adornos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios