Nuevas ayudas para la compra de vehículos Ayer entró en vigor el plan prometido por Zapatero

Ni colas ni listas de espera para sumarse al plan de coches de ZP

  • Los concesionarios granadinos, escépticos sobre la eficacia del nuevo paquete de medidas para reactivar el sector

Comentarios 2

Los responsables de los concesionarios granadinos no se encontraron ayer con grandes colas de clientes ávidos de comprarse un coche nuevo con los 2.000 euros prometidos por Zapatero en el Debate del Estado de la Nación. Ni siquiera hubo un aluvión de llamadas solicitando información sobre las ayudas. Al parecer, el de ayer fue un lunes normal para la mayoría de las empresas automovilísticas de la provincia, todavía confusas sobre la tramitación y la cuantía de las subvenciones propuestas por el Gobierno. "No estamos informados al cien por cien", reconoció ayer el jefe de Ventas del departamento de vehículos de ocasión de Autiberia, que señaló que en lo único que se ha dejado notar la entrada en vigor del nuevo plan de ayudas para reactivar el sector es en el hecho de que ayer fueron más los clientes de los talleres que visitaban la exposición y preguntaban por los descuentos aplicables.

Desde Fajisa, el jefe de Ventas, Paolo Conio, dejó claro que el principal motivo de la confusión que reina en los concesionarios respecto a las subvenciones se debe a que la Junta de Andalucía todavía no ha aprobado su adhesión al plan. "Está todo en el aire, así que si los clientes nos preguntan tenemos que decirles que, por el momento, el descuento es de 1.500 euros y que los restantes 500 euros llegarán más adelante cuando la Junta lo apruebe en Consejo de Gobierno", aunque el Gobierno autonómico ya se ha pronunciado a favor de la medida. De todos modos, la desinformación sobre las ayudas no debería tener nada que ver con la afluencia de clientes potenciales atraídos por los miles de euros anunciados. Y, según Conio, las peticiones de información y presupuestos que se registraron ayer no fueron más abundantes que las de cualquier otro día. "Todo ha ido más o menos igual. No ha habido escenas de júbilo ni más movimiento", explicó el jefe de Ventas de Fajisa, que confió en que una vez que cuando pase el tiempo al menos haya "más afluencia de público en las exposiciones".

Pero la confianza del sector ante el nuevo plan de medidas no va mucho más allá de eso. Francisco García Vargas, el propietario de los concesionarios Alhambra Motor, indicó que los 2.000 euros están "bien", pero que las ayudas directas al comprador deberían estar acompañadas por un "cambio de actitud ante la situación económica". Y, sobre todo, por un plan de ayudas para los concesionarios, los grandes olvidados de los planes de dinamización del sector automovilístico. "Los fabricantes y los compradores tienen ayudas, pero no los que estamos en primera fila, los intermediarios", explicó García Vargas.

El presidente de la Asociación de Talleres y Concesionarios de Automóviles, Sebastián Ruiz, resumió la opinión de los vendedores granadinos al afirmar que la nueva medida "no es la que el sector necesita" y que, aunque puede incrementar algo las ventas, no añade nada nuevo a los descuentos de 2.000, 3.000 y hasta 4.000 euros que ya estaban aplicando los diferentes concesionarios. "Habría que apostar por facilitar la financiación, teniendo en cuenta que el 80% de las ventas son financiadas. Los préstamos se han venido abajo y ese sería el empujón necesario para el sector", explicó Ruiz, que aseguró tajante que "nadie confía en que el nuevo plan sea la solución para la situación del sector".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios