Carlos castresana. abogado y exfiscal anticorrupción

"Ha llegado el momento de llamar a la puerta de los tribunales"

  • Lamenta el "silencio" de la Justicia tras los "muchos señalamientos" que circulan por redes sociales y medios en relación a la crisis hospitalaria.

  • Alaba el papel "enérgico" y "pacífico" de los granadinos.

Comentarios 0

Conocido por su trabajo en la Fiscalía Anticorrupción desde su creación en 1995 con casos de gran relevancia como el 'caso Gil' o la causa que presentó ante la Audiencia Nacional contra el dictador chileno Augusto Pinochet, a quien acusó de genocidio, tortura y terrorismo, el jurista Carlos Castresana (Madrid, 1957) se ha embarcado ahora en la lucha por los dos hospitales completos en Granada. Cosas del destino, su hijo mayor nació en el centro sanitario Virgen de las Nieves de la capital. "Mire si me toca de cerca", advierte al mismo tiempo que asegura que "de toda la vida" su relación ha sido muy estrecha con Granada. A raíz del 'caso Ágreda', ha retomado el contacto con la ciudad, hecho que el médico Jesús Candel aprovechó para contactar con el propio Castresana.

"Conectamos enseguida, nos entendimos y la nobleza de la causa que él personifica fue el aval y motivo más que suficiente para decir que, en la medida que yo pueda, vamos a arrimar el hombro y echar una mano", apunta el que fuera fiscal anticorrupción. En declaraciones a Granada Hoy, asegura que "ha llegado el momento de llamar a la puertas de los tribunales" con la idea de implicar a la Justicia (Juzgados y Fiscalía) en esta batalla y que "no sea ajena a lo que está pasando".

Es un disparate que en una ciudad tan grande haya que trasladar a pacientes de aquí para allá en ambulancias"

En ese sentido, Castresana insiste en que, como un servidor más de la sociedad, el poder judicial debe atender las demandas ciudadanas. "Lo ideal sería de oficio, pero si no lo hace, tendrá que ser atendiendo a las denuncias que se formalicen porque, en primer lugar, tienen la obligación de involucrarse y, en segundo, es el derecho de los ciudadanos". Para encauzar esa actividad se ha creado la asociación Justicia por la Sanidad. Porque, según indica el jurista, "no sólo se trata de rectificar decisiones políticas equivocadas sino de que se establezcan también las responsabilidades y, al mismo tiempo, asegurar que esa marcha atrás es real". Una operación que permita revertir "a la situación anterior (a la fusión hospitalaria) o incluso a una mejor".

Bajo su punta de vista, el plano de una manifestación tras otra "termina saturando a la gente sin alcanzar resultados concretos, más allá de la derogación de la fusión que se está alcanzando".

Su implicación en esta nueva empresa la califica como "una apuesta de futuro" al considerar que, además, "es reconocer que los granadinos le están dando una lección de ciudadanía a todos los españoles". Problemas los hay y de diverso tipo a causa de los "recortes" por toda la geografía española. En el caso concreto de la crisis hospitalaria, Castresana califica de "disparate" el hecho de que una ciudad "tan grande que, además, no sólo da cobertura sanitaria a los ciudadanos de la propia capital sino también de la provincia", pase de tener "dos hospitales generales a uno con diez kilómetros de distancia, con traslados de pacientes en ambulancia de aquí para allá", sentencia.

"Que los granadinos, al margen de los partidos, hayan sido capaz de organizarse, de reaccionar y de tomar la calle con toda la energía pacíficamente, sin el menor incidente y reclamando algo que no sólo es de justicia sino que cae por su peso, a mí me parece que es una iniciativa que había que apoyar", remarca el abogado. En esa línea, recuerda que los políticos "no tienen más remedio que entenderlo" y que sus intenciones no se queden en "palabras y medias tintas como siempre".

Al preguntarle si considera que hay presuntas irregularidades en relación a la gestión sanitaria, Castresana responde que "hay muchos señalamientos. Basta con entrar en Facebook, Youtube o los medios de comunicación que dan cuentan de muchas denuncias... Lo que resulta sorprendente es que a estas alturas, con el tiempo que ha pasado y siendo algunas muy fundadas, haya un silencio tan grande por parte de la Justicia".

El jurista aboga por "hacer las cosas bien y con seriedad" antes de anticipar la hoja de ruta. "Cuando se presente una denuncia esperemos que esté fundada. A lo mejor nos sorprende la Fiscalía incoando diligencias de oficio. En caso contrario, cuanto tengamos algo construido, fundamentado y documentado tomaremos la iniciativa".

más noticias de GRANADA Ir a la sección Granada »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios