Las lluvias traen una primavera temible para los alérgicos

  • Las atenciones a pacientes en el área de alergología crece cada año y éste prevé una tasa elevada debido a las potentes floraciones que se auguran en los próximos meses en Granada

Pese a que el Corte Inglés dice que ya es primavera, las lluvias que llevan casi tres semanas asolando Granada y a sus habitantes no permiten que se instale la brisa, el sol y las temperaturas suaves que algunos ya casi han olvidado. Un frente tras otro (Emma, Félix y ahora Giselle) preparan una primavera temible para los alérgicos. Por parques y descampados ya se empiezan a ver los primeros brotes en flores que traerán el temido polen y las gramíneas están comenzando a pintar el paisaje de ese amarillo característico.

La primavera, además de traer consigo los espasmos de buen humor y los ánimos revitalizados, también viene acompañada de los estornudos, el picor de ojos y en los casos más graves problemas respiratorios. Además de la polinización y las alergias.

Un 25% de la población sufre alergia y en la provincia de Granada hay unos 200.000 afectados

La prevalencia de la alergia está en torno al 20 o 25% de la población general y en nuestra provincia hasta 200.000 personas están afectadas. Ahí se incluyen todos los tipos de alergia: a fármacos, alimentos, picaduras de insectos y las alergias respiratoria a causa de pólenes o ácaros, que son las más comunes y la primera causa de consulta es la rinitis y asma bronquial. De ellos hasta el 60% padece asma respiratoria.

Estos datos los aporta Fernando Florido, alergólogo del Hospital Nuevo San Cecilio (Campus) y vocal por Andalucía Oriental en la Junta directiva de la Sociedad Andaluza de Alergología. Desde la puesta en marcha de los dos hospitales, el área de Alergología se contempla como la unidad de referencia en toda la provincia de Granada aunque se atiende a los pacientes en ambas áreas hospitalarias. Florido cuenta además con más de treinta años de experiencia en su campo.

Con tantas jornadas de lluvia seguidas los alérgicos están temiendo la llegada de la floración, cuestión que no extraña a este doctor, que explica que este año la abundancia de lluvia en los meses de invierno de alguna forma auguran que todas las especies alergénicas que van a florecer en los meses de primavera propiciará las condiciones óptimas para las plantas y "lo lógico sería esperar unas concentraciones de pólenes elevadas".

¿Cuáles? En nuestra zona normalmente abundan pólenes de ciprés que son los primeros en florecer y suelen afectar a personas de edad media y avanzada. Esta es una de las alergias más extendidas aunque no presenta síntomas muy graves desde el punto de vista respiratorio ya que suelen limitarse a la conjuntivitis y la rinitis (esto es el picor de ojos y la irritación de nariz y los estornudos) aunque en muy pocos casos puede llegar a producir asma.

Avanzando un poco en el calendario aparece la polinización del plátano de sombra, árbol ornamental que está presente en muchos parques y avenidas de Granada. Este también tiene una polinización leve con unos síntomas de intensidad más bien baja, apunta Florido.

A partir de ahí ya nos quedaríamos a la espera de los meses de mayo, junio y julio en los que sí hay una gran polinización en toda la provincia debido a los pólenes de las gramíneas y del olivo. Este último, tiene una presencia muy importante en la provincia de Granada en general que se eleva cuando recorremos el mapa hacia el Norte, pegando a la zona olivarera de Andalucía. En esa zona la posibilidad de sensibilizarse aumenta.

El olivo sobre todo sí produce síntomas más graves, especialmente en las vías bajas y en el sistema bronquia -el ejemplo es el asma bronquial-. Empezará a notarse en abril, pero será en mayo y junio cuando despierte con mayor intensidad. El olivo, a diferencia del ciprés y el plátano de sombra, sí afecta a todas las edades y desde los primeros años de vida puede presentar sintomatología. Las manifestaciones más graves son la insuficiencia respiratoria, el asma bronquial y las crisis de bronco espasmo.

A la pregunta si estos días se producen más consultas en alergología, el doctor Florido responde que no, ya que sus visitas son programadas y a lo largo del año es constante el flujo de los pacientes con alergia. "Es cierto que en los meses de primavera tenemos mayor solicitud de asistencia aunque no se trabaja a demanda, como en urgencias".

Después de mas de treinta años trabajando, el doctor Florido, cuenta que sí ha notado un repunte de enfermedades alérgicas que antes. Los sanitarios explican este fenómeno por la teoría de la higiene: "hemos pensado siempre que la alergia tenia una importante carga genética, y que condicionaba la posibilidad de ser alérgico. Pero los cambios tan rápidos que se han producido, igual en 50 o 60 años, no pueden ser por el genoma, que no puede cambiar así", explica. Eso nos dice que la epigenética juega un papel fundamental, esto es, que los cambios ambientales, (alimentación, vacunación de los niños…) es lo que está produciendo este cambio y el aumento de las alergias. Se ha notado sobre todo en que las condiciones de higiene han mejorado muchísimo, que la microbiota (bacterias y microbios de nuestro tubo digestivo) han cambiado porque comemos diferente, porque hay muchísimas más facilidades de asepsia y por ejemplo las vacunaciones que evitan muchas enfermedades igual hacen desplazarse hacia otras.

"Antiguamente teníamos problemas con el sarampión y las paperas que ahora están desaparecidas, de alguna forma antes el cuerpo respondía de una manera a ese tipo de agresiones y ahora ya no. Ahora somos más susceptibles de padecer otro tipo de enfermedades, el cuerpo empieza a reconocer como extraña otro tipo de sustancias como los pólenes o el contacto con animales o ácaros o alimento", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios