La lucha contra el trasvase del río Castril llega hasta la Comisión Europea

  • La plataforma de defensa denuncia que el proyecto del Ministerio de Medio Ambiente vulnera las directivas comunitarias

El río Castril, un enclave de gran valor medioambiental. El río Castril, un enclave de gran valor medioambiental.

El río Castril, un enclave de gran valor medioambiental. / g. h.

La Plataforma de Defensa del Río Castril ha presentado una denuncia a la Comisión Europea en la que acusa al Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente de vulnerar las directivas comunitarias con el proyecto de trasvase que se establece en el Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir. Según el escrito presentado, esta disposición nacional establece un régimen de caudales ecológicos cuyo impacto en el ecosistema fluvial del río Castril vulnera la legislación. "Los caudales ecológicos establecidos (16% del caudal natural) están lejos de ser suficientes para mantener o alcanzar un buen estado ecológico de las aguas que permita dar cumplimiento a la normativa comunitaria", señalan en la denuncia, donde remarcan que existen informes técnicos emitidos por expertos de reconocido prestigio nacional e internacional que recogen el valor ambiental y ecológico del río Castril.

En estos informes también fijan su caudal ecológico necesario para mantener el ecosistema fluvial muy superior y concluyen que, de aplicarse, "se vulneraría directamente la legislación comunitaria en materia medioambiental". Uno de los informes que recoge la Plataforma de Defensa del Río Castril es el realizado por el catedrático Diego García de Jalón Lastra, Informe sobre los caudales ecológicos mínimos en el río Castril aguas abajo del embalse del Portillo, en el que defiende que, en el caso de que se llegaran a aplicar estos caudales ecológicos, "se ocasionarían una serie de impactos negativos para el ecosistema fluvial del río Castril". "Plantea una reducción del caudal circulante en un 80%, situación que carece de sentido si se pretende que el río siga funcionando como un ecosistema fluvial vivo", concluye.

Entre las disposiciones comunitarias que según la plataforma se vulneran está la directiva 2000/60/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de octubre de 2000, por la que se establece un marco comunitario de actuación en el ámbito de la política de aguas. En su artículo 4 establece que los estados miembros deben aplicar las medidas necesarias para prevenir el deterioro del estado de todas las masas de agua superficial y que habrán de proteger, mejorar y regenerar todas las masas de agua superficial. "La reducción de los caudales circulantes supondría un deterioro grave del estado del río Castril, reflejado al menos en los elementos indicadores macro invertebrados bentónicos y vegetación de ribera, lo que vulneraría frontalmente lo dispuesto en esta directiva", según la plataforma que prosigue ahora en Europa su lucha contra el trasvase.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios