El macrobotellón costará a la ciudad 34.000 euros en seguridad y limpieza

  • Los operarios de Inagra recogen 45 toneladas de basura del botellódromo · La Policía Local sanciona a 23 personas por beber en la calle y a 73 por venta ilegal de alcohol y comida

Comentarios 7

El macrobotellón celebrado el pasado viernes en Granada, pese a que logró contenerse a duras penas en el botellódromo y evitar, salvo excepciones, que se extendiera a otros puntos, tendrá sin embargo consecuencias para la ciudad, principalmente económicas. Alrededor de 34.000 euros de las arcas municipales se destinarán a pagar las tareas de seguridad y la limpieza del recinto.

La mayor parte de esta cuantía -entre 20.000 y 25.000 euros, según informó el concejal de Protección Ciudadana, Eduardo Moral-, se destinará al pago de las horas extraordinarias del centenar de policías locales que trabajaron como refuerzo del dispositivo de seguridad habitual, desde las 12.00 horas del viernes hasta las 05.00 horas del sábado, hora a la que se dispersó la mayoría de los jóvenes participantes en el encuentro.

Asimismo, Inagra -la empresa concesionaria del servicio de limpieza de Granada- tuvo que emplear a 50 de sus operarios (así como 3 camiones de recogida, 3 barredoras, 3 baldeadoras, 2 baldeadoras peatonales y 5 mangas de riego) para retirar las 25 toneladas de residuos orgánicos y las 20 de plásticos y botellas que generaron los 15.000 jóvenes asistentes al macrobotellón. Este dispositivo especial de limpieza, que desarrolló su cometido en el botellódromo desde las 05.00 a las 10.00 horas de ayer, costará al municipio otros 9.000 euros, según los cálculos de la Concejalía de Mantenimiento de Granada.

En cuanto a las incidencias registradas, los agentes municipales denunciaron a 23 personas por consumir alcohol en lugares no habilitados para ello (con su correspondiente multa de 300 euros), según informó la Policía Local, una cifra relativamente baja teniendo en cuenta que el 092 recibió esa noche 114 llamadas de vecinos alertando de botellones en diversos puntos de la ciudad. Estos conatos se concentraron en varias plazoletas cercanas a la calle Elvira y, principalmente, en el Campo del Príncipe, donde los agentes tuvieron que disolver -en torno a las 24.00 horas del viernes- un botellón de unas cien personas.

Asimismo, la Policía Local sancionó a otras 6 personas por no respetar la ordenanza de limpieza y multó a 12 establecimientos y 61 particulares por venta ilegal de bebidas alcohólicas y comida. Además, el Cuerpo municipal anunció que piensa adoptar medidas estrictas para combatir esta práctica, pues se vende alcohol a menores de 14 y 15 años.

Sin embargo, fueron los conductores los que más denuncias recibieron. En concreto, la Policía Local de Granada presentó 245 sanciones de tráfico y la DGT otras 6, con retirada de puntos, según el concejal Eduardo Moral, quien achacó la proliferación de multas al hecho de que "muchos de los asistentes a la Fiesta de la Primavera provenían de otras ciudades y aparcaban donde podían".

Respecto a las asistencias sanitarias, Protección Civil y Cruz Roja atendieron 17 casos de intoxicación etílica, varios cortes con cristales y algún botellazo. No obstante, la Fiesta de la Primavera no registró reyertas de importancia gracias, en parte, a la presencia de la Policía Nacional, aunque sí se produjeron daños en el mobiliario urbano de pequeña envergadura, como árboles cortados o señales torcidas, según el edil de Mantenimiento, Vicente Aguilera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios