El macrobotellón deja 100 casos de intoxicación etílica y un herido grave

  • La Policía Local impone 86 multas por incumplimientos de la Ordenanza de la Convivencia, 31 de ellas por beber en calles y plazas, 47 relativas a la limpieza, seis por consumo de drogas y dos por venta ambulante

La huella de la fiesta de la primavera -más de 25.000 jóvenes bebiendo en la calle durante más de doce horas- fue notable en la mañana de ayer. Los operarios del servicio de limpieza del Ayuntamiento han recogido 44 toneladas de basura en el botellódromo y los alrededores de Hipercor, nueve más que el pasado año.

Fuentes de Inagra explicaron que el servicio especial de limpieza comenzó a funcionar a las 6:00 horas, cuando 40 operarios ayudados por dos camiones de limpieza, cuatro barredoras y cuatro hidrolimpiadoras despejaban el escenario de la convocatoria, que una vez más ha batido el récord de asistencia. Además, durante la celebración del macrobotellón, diez operarios intentaron limpiar la zona dentro de sus posibilidades.

Después de que a las 7:30 horas, se unieran al operativo especial los operarios del servicio habitual, a las 11:30 el recinto habilitado y otros puntos -como la plaza Menorca, la plaza de Gracias, Albert Einstein y la calle Pedro Antonio de Alarcón- recobraban su aspecto habitual.

Pero la fiesta de la primavera no sólo ha dejado más toneladas de residuos que el año pasado, ya que los casos de intoxicación etílica han sido el doble: unos 100. De todas estas atenciones sanitarias, 35 requirieron el traslado de los jóvenes a centros hospitalarios de la capital. Además, un joven resultó herido grave durante una riña ocurrida en una calle adyacente al botellódromo, según indicó el portavoz de la Policía Local, José Manuel Fernández.

Durante la pelea, ocurrida a las 22:15 horas en la calle Recoletos con Camino de las Vacas, el joven herido, de 21 años, recibió un corte en el cuello con una botella rota y permanece ingresado en estado grave en el Clínico, aunque no se teme por su vida.

Por la noche también fueron detenidos cuatro menores por destrozar un total de seis vehículos en la Avenida Cervantes, mientras que dos jóvenes, identificados como A. R. B. y J. P. P., fueron detenidos en la calle Arabial, paralela al botellódromo, justo cuando trataban de robar un ciclomotor.

Las alcoholemias con detención por superar la tasa permitida ascendieron a seis: tres de los detenidos fueron puestos a disposición judicial, mientras que los otros tres fueron penados con sanciones administrativas. Un total de 41 vehículos tuvieron que ser retirados o inmovilizados, mientras que se interpusieron 78 denuncias de tráfico.

La Policía Local, que desplegó un dispositivo especial de más de 100 agentes durante toda la noche, formuló 86 denuncias por incumplimiento de la Ordenanza de la Convivencia. Del total, 47 han sido referidas a la limpieza, dos a la venta ambulante, 31 por beber en la calle y seis por consumo de sustancias estupefacientes.

Durante la tarde a ayer, el teléfono 092 recibió alrededor de 200 llamadas alertando, sobre todo, de ruidos en algunos pisos, mientras que por la noche se atendieron 202. El portavoz de la Policía Local valoró que la presencia policial "estuvo a la altura" del acontecimiento, a la vez que agradeció a los jóvenes su buen comportamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios