El magistrado que procesó a Chaves y Griñán no irá de refuerzo a la Audiencia

  • El CGPJ reduce de tres a dos las comisiones de servicio por el juicio de los ERE

El magistrado Álvaro Martín Gómez, que sentó en el banquillo de los acusados a los ex presidentes Chaves y Griñán, no reforzará la Audiencia de Sevilla con motivo del aluvión de juicios derivados de las macrocausas. La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) decidió ayer reducir de tres a dos las comisiones de servicio, siguiendo el criterio del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río, que no consideraba necesaria la tercera comisión tras la reincorporación de una magistrada que había ocupado hasta hace poco el puesto de secretaria general para la Justicia en la Junta de Andalucía. La decisión fue adoptada por cinco votos a favor y tres en contra, que eran partidarios de aprobar las tres comisiones.

La posible llegada de Álvaro Martín a la Audiencia de Sevilla, podría ir destinado incluso a la Sección Primera -la encargada de enjuiciar los ERE- había provocado ciertas suspicacias entre las defensas de algunos de los 22 ex altos cargos procesados por el denominado "procedimiento específico", que no consideraban apropiado que el juez que finalizó la instrucción de esta pieza de los ERE y dictó los auto de procesamiento y de apertura de juicio oral de la causa pudiera intervenir como refuerzo de una sección en la que tres de sus magistrados deben enjuiciar este caso.

Según informó el CGPJ, la Comisión Permanente del máximo órgano de gobierno de los jueces acordó conceder dos comisiones de servicio con relevación de funciones para reforzar las Secciones Primera, Tercera, Cuarta y Séptima de la Audiencia de Sevilla. Estas dos comisiones de servicio serán desempeñadas por los magistrados Purificación Hernández Peña, hasta ahora titular del Juzgado de lo Penal número 7 de Sevilla; y Rafael Díaz Roca, titular del Juzgado Penal 4. El refuerzo de las secciones penales fue solicitado por el presidente de la Audiencia de Sevilla, Damián Álvarez, por la sobrecarga de trabajo que pesa sobre ellas y "la avalancha de causas de especial complejidad y trascendencia pública recibidas y pendientes de llegar".

El presidente de la Audiencia propuso que los comisionados reforzaran inicialmente la Sección Primera, a la que ha correspondido el primer juicio de los ERE, asumiendo las ponencias turnadas a los magistrados que componen el tribunal. Esto habría hecho posible la coincidencia de Álvaro Martín con los magistrados que componen el tribunal que juzgará a los ex presidentes. Posteriormente, prestarían apoyo a las restantes secciones penales de la Audiencia.

El pasado 12 de septiembre, la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, tras examinar las diecinueve solicitudes recibidas para las tres comisiones de servicio que se ofertaron y utilizando como criterio la antigüedad en el escalafón y la cercanía al órgano de destino, acordó proponer al CGPJ el nombramiento, por este orden, de Purificación Hernández, de Rafael Díaz y del titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla, Álvaro Martín Gómez. Un mes después, el 9 de octubre, el presidente del TSJA, Lorenzo del Río, adoptó un acuerdo por el que solicitó al Consejo reducir la petición de refuerzo de las secciones penales de la Audiencia, "en el sentido de ser solamente dos las comisiones de servicio que se solicitan a tal fin". Del Río justificó su acuerdo en el anuncio de reincorporación al servicio activo de la magistrada de la Audiencia de Sevilla Mercedes Fernández Ordóñez, tras cesar en el cargo de secretaria general de Justicia de la Consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía.

El acuerdo de Del Río no fue ratificado por la Sala de Gobierno del TSJ, que en su reunión del pasado 24 de octubre propuso mantener las tres comisiones de servicio inicialmente previstas. Ayer votaron a favor de esta decisión el presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes, y los vocales Mar Cabrejas, Álvaro Cuesta, Rafael Mozo y Pilar Sepúlveda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios