El mayor descenso del paro en Andalucía de los últimos 14 años

  • La región lidera el recorte del desempleo gracias a la reactivación de la industria turística · La reforma laboral sigue sin funcionar: la mejora se apoya en los contratos temporales, que crecen por encima del 11%

Mayo suele ser un mes positivo para el empleo gracias a que se pone en marcha la maquinaria de la industria turística española de cara a la temporada de verano, y este año no ha sido una excepción. El número de parados registrados en las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) bajó en mayo por segundo mes consecutivo, con 20.259 desempleados menos. Este descenso es la mayor caída mensual en términos absolutos en los últimos 14 años y deja la cifra total de desocupados en 911.848 en Andalucía. La mejoría del mercado laboral no permite compensar el empleo destruido en los últimos 12 meses, ya que el desempleo rebasa en 43.390 personas el registro de mayo de 2010.

El paro bajó especialmente en Andalucía en el sector servicios (7.991 menos) y en construcción (6.879), que son responsables del 73% de la caída del desempleo. El colectivo sin empleo anterior registró 3.036 desempleados menos, e industria, 1.574 menos. No obstante, el colectivo sin empleo anterior absorbió el 60% de la subida en los últimos doce meses, con 26.146 personas más en situación de desempleo, mientras que la construcción registró una disminución interanual de 1.786 desempleados.

Por sexos, el paro bajó respecto a abril un 3,3% (15.375 personas) entre los hombres y un 1% entre las mujeres. El mayor descenso en mayo se dio en los menores de 25 años, del un 4,7%; en el colectivo de entre 25 y 44 años la disminución fue del 2,8%, y en el de mayores de 45, del 0,2%.

El desempleo se redujo en todas las provincias andaluzas respecto al mes anterior y el número total de afiliados a la Seguridad Social creció en mayo en 18.488 personas en la región, un 0,64% más que en abril, lo que supone el mayor incremento absoluto de España, tras el de Baleares.

Andalucía es también la comunidad autónoma en la que más bajó el paro en términos absolutos, aportando el 25% del descenso en el ámbito nacional, que se situó en 79.901 personas, según el Ministerio de Trabajo. Es la mayor bajada en este mes desde el inicio de la crisis a finales de 2007 y el segundo mejor dato del mismo periodo. Tras este recorte, que supone el segundo mes consecutivo a la baja en el paro registrado, los desempleados apuntados al antiguo Inem se reducen a 4.189.659 personas.

La secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, subrayó que se trata de un dato positivo que anima al Gobierno a seguir trabajando, porque todavía son muchas las personas a las que se debe ayudar a prepararse para regresar al mercado de trabajo. Según dijo, los datos del paro de mayo reflejan una "bajada generalizada", ya que lo ha hecho tanto en mujeres como en hombres, en todos los tramos de edad y en la totalidad de los sectores.

Rodríguez calculó que una media de 300.000 parados se reenganchan al mercado de trabajo cada mes al encontrar un empleo, por lo que defendió que existe una "dinámica" de contratación. Respondía así al gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que aseguraba que los empresarios españoles tienen "horror" a contratar. Y para completar su fundamento, Rodríguez agregó que al mes, especialmente tomando como referencia abril, se producen unas 700.000 colocaciones de personas que están inscritas en las oficinas de empleo como demandantes. "Hay una imagen muy dinámica del paro registrado", reiteró. "Lo que da miedo a los grandes empresarios, a las pymes y a los autónomos es no tener financiación", lo que vinculó directamente a la destrucción de empleo.

La reforma laboral sigue sin dar los frutos esperados. El contrato de fomento de la contratación indefinida apenas supone uno de cada seis contratos fijos y su uso ha caído un 11,5% respecto al año pasado, justo antes de que la reforma laboral ampliara el abanico de posibilidades de aplicación. Tampoco funcionan el resto de contratos fijos, ya que han disminuido un 4,7% en comparación con mayo de 2010. Ante la falta de expectativas, los empresarios se siguen encomendando a los contratos temporales, que se incrementaron en un 10,7% y suponen el 91% del total de los rubricados en España.

Andalucía amplifica la tendencia nacional en la contratación. En términos interanuales, los indefinidos caen más de un 5% y los temporales crecen un 11,3%, lo que deja la tasa de temporalidad por encima del 95% del conjunto de los contratos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios