Una médico de Santa Fe, de baja tras ser agredida por una paciente y su marido

  • Fue arrinconada con su mesa en la consulta porque la mujer exigía ser atendida antes de los dos pacientes que quedaban

Entre gritos, insultos y arrinconada detrás de la mesa de su consulta. Así finalizó el jueves por la tarde la jornada de una médico del centro de salud de Santa Fe, que está de baja laboral tras ser víctima de una agresión por parte de una paciente y su marido. La médico denunció los hechos ante la Guardia Civil y el sindicato UGT, que ha convocado una concentración de repulsa, exige a la Delegación de Salud un vigilante en el centro, en el que la agresión del jueves se suma a repetidas situaciones conflictivas vividas por sus profesionales.

La mujer que protagonizó, junto a su marido, la agresión exigía a la médico que la atendiera antes que al resto de pacientes, al haber solicitado la cita con carácter urgente. Como sólo quedaban dos pacientes, la médico le comunicó que pasaría a la consulta una vez atendiera esas citas, lo que provocó la airada reacción de la mujer y su acompañante.

Según UGT, el marido comenzó a dar tirones a la mesa de la consulta contra la médicto hasta que la arrinconó. Todo ello entre gritos e insultos que acabaron con el marido levantándole la mano a la doctora, que tuvo que repeler la agresión. Nerviosa y asustada, accedió a atenderles, aunque fuera de la consulta, en el área de Urgencias, hacia la que se dirigieron mientras seguían los insultos. Ya en Urgencias tuvo que ser un compañero el que atendiera a la mujer, mientras que la médico presentó una denuncia ante la Guardia Civil y ha tenido que darse de baja, atemorizada.

La secretaria general de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Manuela Martínez, exigió ayer a Salud un vigilante en este centro, una medida que el sindicato lleva exigiendo desde hace tiempo sin obtener respuesta. Según Martínez, el centro de salud de Santa Fe está saturado y ya se han registrado conflictos que evidencian que requiere vigilancia, como ocurre en otros puntos del Cinturón. Al margen de las medidas, y de la concentración de repulsa convocada para el martes, Martínez reclamó "un uso racional de los servicios públicos" para evitar estas situaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios