Nueve médicos de Urgencias del Clínico se niegan a renovar un contrato 'basura'

  • Los eventuales que quedarán fuera de las interinidades ofrecidas por el SAS sólo podrán optar a un trabajo de noches, fines de semana y guardias · Ya han dicho que no los firmarán si no hay mejoras

La política de personal del SAS sigue generando problemas. Ahora, nueve médicos eventuales del servicio de Urgencias del hospital Clínico de Granada han decidido en bloque negarse a renovar el contrato 'basura' que les ofrece el centro a partir del 16 de marzo si no tienen mejoras contractuales. Unos contratos calificados por los sindicatos como "miserables" y una posición de la Administración que consideran errónea e inaceptable sobre todo en un servicio como el de Urgencias, "saturado y con falta de personal, más ahora con el decreto de los residentes", explicó el delegado del Sindicato Médico en el Clínico, Vicente Bellot.

Estas son las consecuencias del proceso de consolidación. Si en la actualidad hay 14 eventuales en el servicio (de los 29 médicos totales), el SAS ha autorizado sólo seis interinidades, que irán para las cinco personas que son eventuales pero que tienen las mismas condiciones que el resto de plantilla, interinos y propietarios de plazas. Con el resto, nueve, viene el problema.

La dirección hace dos semanas les propuso renovar un tipo de contrato precario que rechazan de pleno. Sobre el papel, es el denominado contrato diferenciado: de 20:00 a 08:00 horas, fines de semana y festivos. El mismo que vienen firmando, algunos desde hace más de dos años (con renovaciones cada mes y medio, tres o seis meses, pero nunca el año que les prometen), lo que pasa es que hasta ahora un acuerdo verbal con la dirección médica les permitía ciertas salvedades. Pero ahora les han dicho que los tendrán que cumplir estrictamente, es decir, trabajar sólo de noches y fines de semana, extremo al que se niegan.

En esta situación están nueve médicos: cinco eventuales con jornada total para el turno de noches, fines de semana y festivos ('en negro', como se conoce en el servicio), dos con jornada al 60% también con esa diferenciación y dos con el 60% pero sin esta condición de turnos en sus contratos (los llamados eventuales 'en blanco').

En dirección les comunicaron que es el contrato que hay, el que autoriza Sevilla, y los nueve comunicaron su intención de no firmarlo. Desde entonces, no han tenido respuesta. Pero lo que tienen claro es que no firmarán si no mejoran.

"El hospital no se puede permitir el lujo de prescindir de estos profesionales, más con la situación actual del servicio con el decreto de residentes, que se irá agudizando. Además, el contrato que les ofrecen es precario. Los machacan", afirmó Bellot, que asegura que "no tienen gente de la que tirar" si se van los nueve profesionales, algo que "asistencialmente sería impensable" e insostenible. Además, el personal fijo -que estaría también afectado en su carga laboral si baja la plantilla- los apoya.

Pero los profesionales están cansados de promesas incumplidas. Llevan años escuchando que les harán contratos de un año, que serán los primeros en optar a las sustituciones de plantilla en verano, pero nada llega. Siempre el mismo contrato 'basura' pero ahora con la justificación detrás de la crisis.

Desde CSI.F, José Horques dice que la Administración siempre realiza "promesas" que luego incumple y que la excusa en este momento es que "no pueden ampliar contratos ni mejorarlos por orden de Sevilla".

Un referente a esta situación se vivió hace unos meses en el Virgen de las Nieves con la dimisión en bloque de 14 anestesistas, que consiguieron mejores contratos tras el plante. Ahora, hay 13 médicos de Urgencias en Almería y también varios en el Virgen de las Nieves que se niegan también a firmar más contratos 'basura'. Y creen que el fin de esta situación es realizar una reestructuración de la plantilla. De hecho, se da la paradoja de que hay eventuales que trabajan con función de tutores de residentes que, según el Sindicato Médico, tienen peores contratos que los MIR a los que tutelan.

A esta situación se suma el nuevo decreto de trabajo de los residentes, que sobrecargará más a los profesionales.

Según la dirección del hospital Clínico, "este tipo de contratos diferenciados son una práctica habitual en los servicios de urgencias porque son necesarios al abrir 24 horas al día y tener que estar dotado de profesionales y porque por acuerdo firmado en mesa sectorial hace 4 años se definía este modelo de urgencias y que la jornada complementaria (noches y festivos) se realizaría preferentemente con estos contratos diferenciados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios