Las medidas de ahorro de agua enfrentan a Gobierno y oposición

  • El PSOE reprocha al grupo municipal del PP que se limite a presentar campañas de concienciación y que, sin embargo, no tome medidas restrictivas en la capital

El agua vuelve a enfrentar al Gobierno municipal y a la oposición. En esta ocasión el conflicto surge porque el grupo municipal socialista solicita al Ayuntamiento que deje de solicitar concienciación ciudadana, "a pesar de que sea necesaria" y de un paso más aplicando las medidas restrictivas de ahorro en elementos municipales tan básicos como el riego en la ciudad.

El PSOE se quejó de que el Área de Medio Ambiente volviera a dirigirse ayer a los ciudadanos, en este caso a los niños y niñas de Granada, para demandarles nuevas conductas individuales para el ahorro de agua, mientras que ellos mantienen una actitud pasiva. Esta visión no ha sido bien recibida por los socialistas ya que entienden que ante la situación "verdaderamente grave" de sequía que padece la ciudad "este gobierno municipal parece que incide demasiado en combatirla mediante el esfuerzo individual de los ciudadanos", afirmó Juan López Domech, responsable socialista de Medio Ambiente en el Ayuntamiento.

Desde el PSOE entienden que el comportamiento de los ciudadanos de Granada, en cuanto al ahorro de agua para su consumo, es "muy positivo". Es más, recuerdan que los datos de la empresa Emasagra indican que los hábitos de ahorro de agua de los granadinos son "realmente responsables" y califican de "adecuadas" las cifras de consumo doméstico, que de 2004 a 2007 descendieron en 10,95%. Aún así, López Domech insistió en "seguir alentando a los granadinos a que continúen con estos niveles de consumo". Pero consideran que la gestión del agua no se puede quedar sólo en eso.

En este sentido, López Domech recuerda que Emasagra, a través de su Comisión de Sequía, cuenta con una serie de medidas que ya ha trasladado al Gobierno para ahorrar el preciado líquido en los quehaceres municipales. Así, apunta que se hace referencia a las instalaciones de riego, a las fuentes, a los alcorques e incluso a las instalaciones de agua de las dependencias municipales. "Medidas que aún no se han puesto en marcha como se pueden ver en determinados parques y alcorques que desprenden un riego de 10 litros por segundo", apunta.

Para los socialistas la adecuada gestión de un periodo grave de sequía necesita no sólo un buen comportamiento ciudadano sino que se requieren de políticas "serias y coordinadas" por parte de los responsables públicos. Por eso, ya preparan una moción que llevarán al próximo pleno en la que piden explicaciones al Gobierno municipal sobre la gestión del agua que está realizando en un periodo tan delicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios