Movilidad Encontrar aparcamiento, una odisea

Cuatro meses dando VUELTAS

  • Los problemas de tráfico no sólo se manifiestan en forma de atasco, también a la hora de aparcar · La solución puede estar en una de las 12.000 plazas que gestionan los parking

Comentarios 3

Aparcar el coche se convierte, jornada tras jornada, en un periplo capaz de poner a prueba los nervios del más templado en algunas de las zonas más pobladas de la capital. Y es que los problemas de movilidad no se reducen a los atascos, la polución o la seguridad vial, sino que también se extienden a la hora de dejar el vehículo estacionado.

Lo más cómodo, evidentemente, es contar con una plaza, una cochera que permita olvidar el engorro que supone buscar aparcamiento. Supone un ahorro notable de tiempo y una mayor tranquilidad para el propietario del utilitario. Sin embargo, en el centro de la ciudad encontrar una cochera es poco menos que misión imposible. La antigüedad de los bloques de pisos hace que sean contados los edificios que disponen de plazas en el subterráneo, a lo que hay que sumar la progresiva peatonalización de las calles más céntricas y las inevitables obras del Metropolitano, que mantienen abierta en canal la capital desde hace meses.

Con este panorama, encontrar hueco en zona blanca en la calle Trajano -única libre de pago en la zona- supone un hito. Buena parte de las vías colindantes a Camino de Ronda, que ya no cuenta con plazas para estacionar por las obras, son zona azul, de carga y descarga o vados. Con este panorama, uno de los vecinos de la zona, Miguel Arjona, busca desde hace semanas una plaza de aparcamiento en una cochera para dejar su vehículo, no sin problemas. El principal, el precio, que Arjona considera "abusivo". "Lo más barato son 80 euros, de ahí para arriba, pero en plazas que están en muy malas condiciones, sin ascensor, con columnas que obligan a hacer muchas maniobras y que, en definitiva, no merecen la pena". Tras contactar con varios arrendatarios de plazas de aparcamiento, la opción de comprar un abono en el parking público de Arabial gana enteros. Tiene suerte, por ahora no hay lista de espera.

Menos afortunados son los que aspiran a un abono en otro parking público, también muy céntrico, y especialmente codiciado por quienes se tienen que trasladar al Centro por motivos de trabajo o para realizar gestiones. El gerente de Geysepark, Álvaro Jiménez-Herrera, afirma que la demanda para estacionar en el aparcamiento del Violón es tan alta que "en la mayoría de los abonos hay lista de espera". Cada abono cubre una franja horaria, con el objetivo de aprovechar al máximo las rotaciones, y los más codiciados cuentan con "hasta cuatro meses de espera". Cuatro meses dando vueltas...

Se trata de casos excepcionales, ya que, tal y como explica Jiménez-Herrera, quien quiera hacerse con un abono mensual -con un coste que asciende a los 80 euros- no tiene mayor problema y puede adquirirlo en el momento.

Los motivos de esta demanda, según apunta el gerente de Geysepark, son claros: obras y peatonalización de las calles del Centro. A estos dos ingredientes Jiménez-Herrera añade uno más. "Nosotros gestionamos otro parking cerca de Los Cármenes. Pues bien, allí el número de abonos es mínimo por la impunidad que hay a la hora de aparcar. Hay zonas y zonas...", en referencia al celo con el que la Policía Local se emplea en el Centro y no, como por ejemplo reseña el gerente, en las proximidades del campo de fútbol, donde, según su experiencia, las normas se aplican con más laxitud.

Y es que el temor a una multa es un buen motivo para dejar el coche en un parking público y olvidarse de él. También es clave la comodidad. Según el gerente de Geysepark, sus estacionamientos tienen dos tipos de clientes más o menos definidos. Por un lado está "gente trabajadora, que va al Centro de lunes a viernes, o que necesita venir para hacer gestiones", mientras que durante el fin de semana las plazas de aparcamiento son ocupadas principalmente por "turistas y conductores que se acercan al Centro para ir de compras, fundamentalmente".

Otros parking de la zona más céntrica de la capital no ofrecen la opción de adquirir abonos. Por ejemplo, el de Puerta Real, uno de los más demandados, cuenta con 160 plazas por las que diariamente pasan hasta 350 vehículos. El coste va por minuto, y el precio por un día completo llega a los 20 euros.

En total, el Ayuntamiento de la capital asegura que existen en la ciudad unas 12.000 plazas en parking públicos, una cifra que se ha duplicado desde 2003. Su crecimiento ha ido de la mano de la desaparición de unos 500 estacionamientos en zona azul, principalmente a causa de las obras del Metro, según aseguran fuentes de la Concejalía de Movilidad del Consistorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios