Un bebé de nueve meses muere en el incendio de una casa en Alhama

  • La madre, de nacionalidad boliviana, cuidaba de un anciano, que resultó herido

Un brasero de leña bajo una mesa camilla, demasiado cerca de una cuna, pudo ser la causa del incendio que produjo ayer la muerte de un bebé de nueve meses en Alhama de Granada y quemaduras graves al propietario de la vivienda, un hombre de 87 años, de cuyos cuidados se encargaba la madre del menor fallecido. Las llamas se originaron a las 12.00 horas de ayer en el número 57 de la calle Agua de Alhama, donde ese momento había cuatro personas. Eran el propietario de la vivienda; su hija, de 47 años; la madre del bebé, una joven de origen boliviano que cuidaba del anciano y que vivía allí; y el niño de 9 meses.

El Centro de Coordinación de Emergencias 112 recibió el aviso a mediodía y activó un amplio dispositivo. Bomberos de Loja, 061, Guardia Civil y Policía Local y Protección Civil de Alhama, los primeros en llegar y en trabajar en las labores de extinción del incendio, según el 112.

El alcalde de Alhama, Francisco Escobedo explicó que la hija del propietario fue quien sacó al anciano de la casa en llamas. La joven boliviana, ante la posibilidad de sacar a su bebé por el fuego y el humo, salió por sus propios medios. Según informó el regidor, el fuego comenzó en una mesa camilla, junto a la que se encontraba la cuna del pequeño, que murió, al parecer, por inhalación de humo.

El alcalde de Alhama informó de que, durante la mañana, habían intentado encontrar al padre del bebé, un joven boliviano que, al parecer, se encontraba trabajando en el campo en el momento de los hechos. Ambos progenitores pasaron parte de la jornada siendo atendidos en dependencias municipales, aunque por la tarde decidieron regresar a su casa.

Mientras tanto, un helicóptero del 061 trasladó al anciano al Hospital de Traumatología de Granada con el 7 por ciento de su cuerpo y con pronóstico grave. Según informaron a Efe fuentes sanitarias, el anciano se encontraba ayer en estado grave, sedado, en la Unidad de Cuidados Intensivos de Traumatología, con quemaduras en el 7 por ciento de su cuerpo.

El herido presenta quemaduras en la cara y las manos, precisaron las mismas fuentes, que han asegurado que no será trasladado a la Unidad de quemados del Hospital Virgen de las Nieves de Sevilla, ya que las quemaduras no son de gran envergadura.

No obstante, se señaló que la avanzada edad del anciano, que se encuentra sedado para mitigar el dolor de sus heridas, hace que su pronóstico sea grave.

Durante la jornada de hoy se la practicará la autopsia al bebé para determinar la causa exacta de la muerte. Sus padres deben identificar su cadáver, informó el alcalde de Alhama.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios