"Tenemos miedo de que un día nuestros hijos nos lo hagan a nosotras"

  • Familiares de enfermos mentales han reunido ya 5.000 firmas solicitando más medios a Salud para estos pacientes

"Hoy todas somos Teresa". Con estas palabras, un grupo de madres de enfermos mentales recordaba a la mujer decapitada esta semana por su hijo, en tratamiento psiquiátrico, en Santomera, Murcia. Teresa había denunciado que tenía miedo y que le podía pasar algo así.

Las madres de enfermos mentales de Granada tienen miedo. Ellas también llevan meses pidiendo más medios y atención para estas personas. "Tenemos miedo de que un día nos pueda pasar a nosotras. Y no es raro porque pasan cosas un día si y otro no", explicó ayer Matilde Esteban, madre de dos hijos con patologías mentales, durante la concentración que realizaron un grupo de familiares ante la Delegación Provincial de Salud.

Según Esteban, "para Salud los medios que hay son suficientes ya que se rigen por la coordinadora Faisem, que opina igual, pero nosotras sabemos que necesitan estar más atendidos y tener sitios donde ir, porque hasta que no pase una desgracia no actuarán", dijo esta madre ante una pancarta que criticaba la "pasividad" de las autoridades en este tema.

Pero ellas no paran. Desde febrero se concentran periódicamente ante Salud y ya llevan recogidas unas 5.000 firmas que entregarán a la administración. Quieren llegar incluso al parlamento andaluz para que escuchen sus quejas.

Aunque la concentración de ayer fue especial, pues iban de luto y con la "rabia e impotencia" acumulada por el último suceso trágico de Murcia.

Los familiares piden para la provincia de Granada más medios en las unidades de agudos, que se cree otra en Motril en lugar del centro de día y que pongan más comunidades terapéuticas, el recurso intermedio entre el hospital y la casa. "Si es necesario que se cambien las leyes que lo hagan, pero tienen que saber que los recursos que hay hoy son totalmente insuficientes. Los enfermos mentales son los pacientes más abandonados", matizó.

Los familiares volverán a concentrarse la próxima semana y no pararán hasta que las autoridades sanitarias los escuchen y doten de más medios al colectivo de los enfermos mentales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios