Tres mil firmas para García Montero

  • El manifiesto de apoyo al poeta, que abandonará la Universidad granadina tras ser condenado por injuriar a José Antonio Fortes, es suscrito por figuras destacadas del ámbito de la cultura de todo el mundo

Comentarios 6

Benjamín Prado, Iñaki Gabilondo, Joaquín Sabina, Juan Gelman, Francisco Brines, Miguel Ríos, Enrique Morente, José Manuel Caballero Bonald, Pilar Bardem.... El manifiesto en apoyo a Luis García Montero -que puede verse en la página web del Festival Internacional de Poesía de Granada, que ayer se colapsó por las visitas que registró- ha recibido ya alrededor de 3.000 anexiones desde diferentes países como Colombia, Chile, Perú, México, Nicaragua, Bolivia, Italia, Portugal, Francia, Estados Unidos, Costa Rica, Perú o Argentina.

El profesor, que abandonará la Universidad granadina tras ser condenado por injurias graves con publicidad a su compañero de departamento José Antonio Fortes, recibe de esta forma el apoyo de figuras destacadas del mundo del periodismo, la música, el arte o la literatura, así como de sus alumnos y de los que lo fueron.

No ha ocurrido lo mismo por parte de la institución académica, donde las muestras de solidaridad han sido únicamente a nivel personal, a pesar de que el rector, Francisco González Lodeiro, ha expresado su pesar por la pérdida del profesor, así como su deseo de que "reconsidere" su postura.

Por su parte, miembros del equipo de Gobierno de la UGR han asegurado que, en conflictos de este tipo, es necesario que los alumnos registren sus quejas a través de los cauces de que dispone la institución, a efectos de que ésta pueda actuar, ya que es la única forma de solucionarlos, según apuntan.

Al respecto, el escritor Andrés Neuman -ex alumno tanto de Fortes como de García Montero y antiguo miembro del departamento al que ambos pertenecen- considera que la UGR "ha confundido la neutralidad con la negligencia" y que, por la "típica cobardía gremial que hay en la institución", ha generado una complicación mayor, dado que el resultado será "un departamento académicamente peor" con la marcha de García Montero.

Bajo su punto de vista, ni la Universidad ni el departamento han sabido manejar la situación, por lo que son, en parte, "responsables" de la marcha del profesor. Así, sostiene que el departamento debería haber "pacificado" el enfrentamiento antes de que llegara a los tribunales y haber evitado que Fortes "confundiera la libertad de cátedra con los agravios a un compañero". Más aún si se tiene en cuenta que -en palabras de Neuman- hay una diferencia fundamental entre ambos como docentes: "Luis es un excelente profesor y Fortes no lo es, lo que opina también la gran mayoría de los alumnos de ambos".

Además, más allá de los aspectos puntuales que considera el juez Torres en la sentencia, se refirió a los antecedentes y al contexto del enfrentamiento: "Fortes lleva más de una década empleando parte de su tarea docente en hostigar a García Montero e incluso a usar a los alumnos como arma arrojadiza. Les hablaba mal de Luis y les obligaba a investigar cosas que luego le servían a él para usarlo en su contra", explica. Sin embargo, "Luis tuvo el buen gusto de no demandarle por las cosas que de él decía", valora.

También lamenta el escritor Benjamín Prado que la UGR no haya hecho nada por mediar en este tema: "Uno se acuerda del poema de Benedetti, Los equidistantes, que dice que los peores son los que están a la misma distancia de todo". El autor, uno de los primeros en firmar el manifiesto, quiere dar su "más sentido pésame a la Universidad" que, en su opinión, es "la gran perdedora". "Lamento que una ciudad a la que tanto quiero siga 70 años después despreciando a sus mejores poetas", añade. Por otra parte, a Prado no le parece que llamar a Fortes "perturbado" -lo que hizo García Montero en su artículo- merezca "un castigo semejante" ya que "pertubador, como mínimo, es lo que dice Fortes en sus clases", aduce.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios