Un millar de cabras se 'solidarizan' con el ganadero de Salobreña

  • El hombre que llevó doscientos animales a la plaza en protesta por una multa municipal ha sumado a varios compañeros para volver al Consistorio

Una vez más, la plaza que da acceso al Ayuntamiento de Salobreña volvió a ser el escenario de una multitudinaria protesta, en la que las protagonistas no fueron personas, sino cabras. Y esta vez no fueron sólo 200 como el pasado viernes, sino que superaron largamente el millar, pues media docena de pastores con sus respectivos rebaños se sumaron a Santiago Alonso, el promotor de la curiosa manifestación.

Alonso se mantiene en su postura de seguir reivindicando una solución al problema que lo aqueja, y afirma que seguirá acudiendo al Consistorio con sus cabras hasta alcanzarla. Sucede que el Ayuntamiento le impuso una multa de 12.000 euros por la construcción ilegal de un corral en el paraje de La Tahiba, ocupando parte de un camino agrícola.

Por su parte, las autoridades municipales aseguran que no pueden saltarse la normativa urbanística, y que a esta sanción económica se sumarán otras por los problemas ocasionados por las protestas. Además de ensuciar toda la plaza Juan Carlos I con excrementos y orín de las cabras, los animales han provocado daños en la vegetación, pues se han comido varias de las especies arbóreas que allí se encontraban.

"Me tienen que legalizar el corral o darme otro sitio alternativo para poner mis cabras", afirmó ayer Santiago Alonso, quien aseguró que su padre había mantenido reuniones con las autoridades municipales, y éstas le dijeron "que no había problemas, pero me encuentro con un embargo". Añadió también que no va a pagar las multas "porque no tengo un duro, ya que con esto no se gana ni para comer. Este es un pueblo ganadero de toda la vida". El promotor de estas protestas recibió ayer el apoyo de varios familiares y amigos que también se dedican al pastoreo, y que también reivindican un lugar donde poder guardar su ganado.

Por su parte, el alcalde de Salobreña, Jesús Avelino Menéndez, afirmó que estas protestas conllevarán nuevas multas administrativas por "acabar con el arbolado y las plantas" y por "las operaciones especiales de limpieza que tuvimos que hacer". Así, refiriéndose a la oposición municipal, que "lo están utilizando como punta de lanza en contra del equipo de gobierno", aseguró que "cuando lleguen las multas se quitarán de en medio, y este hombre estará en un problema mucho más grande".

Menéndez explicó que "este señor ha hecho una construcción ilegal en un sitio donde no se podía hacer, y le ofrecimos toda la ayuda de nuestros técnicos para subsanarla". Destacó además que "no se hizo cargo de las primeras multas coercitivas de 600 euros, lo dejó pasar y no le dio importancia".

El alcalde señaló que la normativa municipal que regula la materia fue aprobada por el PSOE en 2001, y "nosotros estamos dispuestos a cambiarla". De hecho, indicó que para ello se están haciendo consultas desde hace varios meses con la Delegación de Agricultura, para solucionar también otras problemáticas similares que existen en el municipio.

Ante la situación planteada por la masiva presencia de las cabras frente al Ayuntamiento, los cuerpos policiales se han limitado a controlar posibles desórdenes, pero no han actuado. Según manifiestan sus responsables, la acción no supone un delito, aunque sí puede conllevar una sanción administrativa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios