Una moción para paralizar la venta de la Casa Ágreda que no tendrá aplicación

Los grupos de la oposición se unieron ayer para pedir en una moción conjunta la "inmediata paralización" de los expedientes relacionados con la cesión del derecho de superficie con opción a compra de la Casa Ágreda. Pedía la moción que se creara una comisión para estudiar los posibles usos de este edificio escuchando a los vecinos del Albaicín después de que el pasado 13 de octubre un grupo de colectivos ciudadanos pidieran la revocación de este acuerdo.

Puestos a votar la moción se aprobó con los 16 votos de la oposición frente a los 11 del equipo de gobierno, claro que el alcalde, José Torres Hurtado, no tardó en intervenir para explicar que pese a esta aprobación la moción no tendría ningún tipo de efecto puesto que el expediente se cerró entre abril-mayo de 2014. "Esta ONG cumple con todo lo que fijaba el pliego de condiciones y se le mandó el acuerdo a la Junta por si quería ejercer su derecho de retracto . Todos tenían conocimiento de lo que se estaba haciendo. Si ustedes hubieran traído antes esta moción igual podríamos haber hecho algo pero la ONG ha pagado ya y se han inscrito en el registro de la propiedad", apuntó el alcalde de Granada, quien quiso destacar que el comprador pondrá en marcha en la Casa Ágreda varios proyectos relacionados con temas sociales y de integración. "Van ustedes a aprobar esta moción pero no tiene posibilidad legal de revocación", apuntó.

Otro de los puntos que salieron adelante en el pleno de ayer fue la decisión de adherir Granada al Sistema Integral de Calidad Turística en Destino (SICTED). Fue a propuesta de Ciudadanos. También lo hará a la red de ciudades AVE, un foro en el que será miembro de pleno derecho cuando llegue la Alta Velocidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios