Dos modelos de futuro para la Universidad, 'cara a cara'

  • Los catedráticos Rafael Payá y Francisco Lodeiro se enfrentaron ayer en un debate en el que usaron sus mejores bazas para lograr el mayor número de votos el jueves

No sólo coincidieron en el color de la corbata, también en el talante conciliador a la hora de trasladar sus mensajes. Y es que, ahora más que nunca, los dos aspirantes al Rectorado de la Universidad de Granada, Francisco González Lodeiro y Rafael Payá, necesitan el mayor número de apoyos.

Los catedráticos de Análisis Matemático y el de Geofísica Interna se enfrentaron ayer al que, probablemente, sea el último cara a cara antes de que el próximo jueves día 13 sean las urnas las que decidan quien será el próximo rector de la UGR. Y ese encuentro tuvo lugar en Localia TV. Unas horas más tarde debatieron en Teleideal y en Canal 21, sin duda una muestra más que corrobora el carácter mediático que ha adquirido una campaña electoral que no ha dejado ningún detalle oculto.

Agustín Martínez, director de informativos de Localia, acompañado por la periodista Rita Marín, ejerció de maestro de ceremonias en un encuentro dividido en diferentes bloques temáticos. Antes de entrar en materia, ambos aspirantes valoraron el proceso electoral de forma muy positiva y adelantaron agradecimientos y mensajes de adhesión velados en la pluralidad de sus programas. Para entrar en materia se eligió uno de los colectivos más importantes: los estudiantes.

alumnos y empleo

La pregunta de Martínez sobre cómo ven a los alumnos de la UGR después de su supuesto mandato empezó a mostrar las diferencias entre candidatos. Mientras que Payá se centró en un alumno bien formado a nivel académico y con unas perspectivas de futuro serias. Lodeiro apostó por un alumno crítico ante el conocimiento, comprometido socialmente y con expectativas universitarias. Ninguno de los dos olvidó uno de los aspectos que más preocupan al alumnado. Su futuro laboral. Este es uno de los aspectos que Payá no dejó escapar para explicar dos de sus propuestas más atractivas. Por un lado, la creación de una corporación empresarial de la Universidad que canalice la participación de los estudiantes en la empresa y que ofrezca servicios universitarios a las mismas. Y por otro, un Centro de Emprendedores.

Lodeiro apostó por un universitario trabajador con una buena formación en idiomas y con experiencia en el extranjero. Propone que los alumnos salgan a otros países para formarse y no para hacer prácticas. En este momento entró a debate la formación académica.

planes de estudio

Fue uno de los puntos más coincidentes porque, tanto Rafael Payá como Francisco Lodeiro, consideraron la necesidad de remodelar los planes de estudio de cara al futuro. Manteniendo titulaciones y reforzándolas con otras formaciones relacionadas. En este punto, además en lo académico, Payá señaló la sobrecarga de horas de clase presencial para los alumnos y para el profesorado, algo que debe cambiar.

relación con la ciudad

Teniendo en cuenta a los telespectadores más que los universitarios hicieron hincapié en la más que necesaria conexión urbe-UGR. "Si la Universidad crece en estudiantes, Granada gana en habitantes, en economía en vida. Caminar de forma paralela es necesario por eso yo ofrecí un pacto entre las dos sociedades de mano de la Univerciudad", dijo Payá. Por su parte Lodeiro, también ratificó la unión que debe existir entre las instituciones que rigen la ciudad y la UGR en todos los sentidos. "El entendimiento es importante y el trabajar conjuntamente en temas como el medio ambiente o el urbanismo, fundamental", señaló.

ceuta, melilla y motril

A los que se encuentran lejos hay que tenerlos en cuenta por eso en el cara a cara ambos representantes se acordaron de las "hermanas de la UGR" en tierras marroquíes. Así, Rafael Payá detalló la necesidad de ampliar el Campus de Melilla, no sólo en infraestructuras sino también en materias que prolonguen los estudios que allí se realizan. Del mismo modo, apuntó la necesidad de aumentar las opciones residenciales.

Francisco Lodeiro recalcó el tema de las infraestructuras, uno de los más urgentes, y consideró que "ellos también se tienen que sentir de la UGR". Apostilló el refuerzo en estrechar los lazos con los ciudadanos marroquíes para conseguir un mayor progreso.

El debate, no sólo en este punto, podía haberse alargado horas y horas. Afortunadamente, a los dos candidatos a rector de la Universidad de Granada no les faltan ideas y proyectos. Ahora sólo falta quién los materializará durante los próximos cuatro años .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios