Los monitores del Parque de las Ciencias claman contra su "explotación laboral"

Los monitores del Parque de las Ciencias de Granada se concentraron ayer por la tarde, aprovechando la celebración del XX aniversario del museo, para denunciar la "explotación laboral" a la que aseguran que están sometidos. Según informó en un comunicado la CGT, que convocó la concentración, los monitores "han ido sufriendo una merma continua de sus condiciones laborales, con la excusa de la crisis". Según indicaron fuentes sindicales, mientras que desde 2008 el presupuesto del Parque "no ha hecho más que ir aumentando", llegando al colofón con la creación del Biodomo (un zoológico exótico) en el cual se van a invertir más de 13 millones de euros, sus trabajadores "se encuentran en unas condiciones cada vez más penosas y represivas".

Como ejemplo, indicaron que algunos han llegado al punto de no poder ir al servicio si no les dan permiso o de permanecer toda la jornada laboral sin poder sentarse cuando no hay público ni leer para renovar los conocimientos científicos. "Tienen que realizar talleres sin la formación adecuada, no cumpliendo con la prevención de riesgos laborales". La jornada laboral media es de 20 horas semanales y cobran 440 euros al mes (pagas extra incluidas), en jornada partida preferentemente y de martes a domingo. "Eso sí, te pueden llamar hasta el mismo día por si quieres hacer horas extra, no volviéndote a llamar si las rechazas", censuraron.

Eso "impide un desarrollo normal y sostenible de la vida familiar, no pudiendo compatibilizar con otros trabajos y con el añadido de que entre contrato y contrato, debes estar seis meses en el paro para que no adquirir antigüedad ni derechos laborales". De esta forma, "tienen una gran cantera de personas altamente cualificadas esperando a que las llamen y en condiciones paupérrimas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios