Las mujeres representan ya el 23% del tejido empresarial granadino

  • De las 61.055 sociedades mercantiles que existen en la provincia, 14.042 están constituidas o participadas por mujeres · En Granada la tasa media de la actividad emprendedora de las mujeres es del 5 por ciento

Trabajadoras y empresarias. La paulatina incorporación de la mujer al mercado laboral durante los últimos cuarenta años ha discurrido de forma paralela a un proceso que, siendo mucho más lento y dificultoso, ha abierto a las mujeres la puerta de los puestos de alta responsabilidad.

Las políticas institucionales, las campañas de concienciación y, sobre todo, la valentía y la fuerza de un grupo de mujeres empeñadas en acabar con los estereotipos que consideran la constitución y dirección de una empresa como tareas propias de los hombres, han hecho posible que las granadinas tengan cada vez más peso en el empresariado de la provincia.

En la actualidad, el tejido empresarial de Granada está formado, según los datos facilitados por la Delegación de Innovación, Ciencia y Empresa de Granada, por un total de 61.055 sociedades mercantiles. De ellas, 14.042, aproximadamente un 23 por ciento, están constituidas o participadas por mujeres.

El delegado de Innovación de la Junta de Andalucía, Alejandro Zubeldia, aseguró que este dato tiene que ser, por fuerza, interpretado de forma positiva. Y es que "aunque todavía queda mucho por hacer para alcanzar la plena igualdad", es indudable que "en los últimos cinco o diez años" las empresarias granadinas han sido las principales "artífices de un cambio" muy positivo no sólo para el colectivo femenino, sino también para la economía provincial. "Las empresarias granadinas son las protagonistas del gran impulso empresarial de la provincia, tanto por la creación de nuevas sociedades mercantiles como por la creación de puestos de trabajo", explicó Zubeldia.

En esta mejora, además "del valor de las mujeres para afrontar el riesgo de constituir su propia empresa", tienen mucho que ver, según el delegado, las políticas de igualdad llevadas a cabo por todas las administraciones públicas, que se han convertido en "unas magníficos aliadas" para el espíritu emprendedor de las granadinas.

En los últimos años la tasa de actividad emprendedora de las granadinas se ha acercado a la de los hombres hasta situarse a tan sólo dos puntos de distancia. En Granada, la tasa media de la actividad emprendedora se sitúa en torno a un 7,14 por ciento, mientras que la mujer alcanza una tasa de casi el 5 por ciento, por encima de la de países desarrollados como Finlandia, Reino Unido, Holanda, Francia, Suecia o Bélgica.

Desde la Federación de Empresarias Granadinas aseguran que, con todo, las políticas institucionales no son suficientes y que aún queda mucho para que las mujeres puedan crear y dirigir su propia empresa sin encontrarse en el camino con más dificultades que un hombre.

La coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) en Granada, Carmen Solera, indica que, en realidad, "las mujeres tienen la misma dificultad que los hombres para consolidar una empresa, pero que el punto de partida es bastante diferente".

De hecho, los datos de los que dispone el IAM señalan que la mayoría de las mujeres que deciden emprender, que tienen edades comprendidas entre los 35 y los 40 años, lo hace como una alternativa ante la dificultad de encontrar un puesto de trabajo tras dedicar toda una vida a la familia.

Una de las integrantes de la junta directiva de la Federación Granadina de Empresarias añade que "aunque la Ley de Igualdad hace mucho, la mujer empresaria sigue teniendo problemas para acceder a puestos de responsabilidad". Y, como señala la presidenta de la Asociación Granadina de Mujeres Empresarias (Agme), Encarna Ximénez de Cisneros, las mujeres "siguen teniendo problemas de financiación" porque no todos en el sector financiero confían en la capacidad de las féminas para llevar a buen puerto su propio negocio. A pesar de que, según Ximénez, "está demostrado que las empresas de las mujeres tienen un mayor periodo de vida que la de los hombres".

Para estas dos empresarias, el asociacionismo puede convertirse en una de las claves para dejar a un lado, de una vez por todas, la desigualdad en el mercado laboral y en la red empresarial. "La Federación lucha para que se reconozca la capacidad de la mujer empresaria. La asunción de responsabilidades, en el trabajo y en el hogar, es como un puzzle que la mujer siempre encaja pese a las dificultades que surjan" aclaran desde la Federación Granadina de Empresarias.

Como proyectos fundamentales, tanto las asociaciones de mujeres empresarias como las instituciones públicas se plantean, además de aumentar la presencia de las mujeres en la red empresarial, fomentar la diversificación y el tamaño de los negocios que ponen en marcha. Porque en la actualidad, un mayoritario porcentaje de las empresas creadas por mujeres son pequeños y medianos negocios dedicados al sector servicios y al comercio.

Además, y aunque las asociaciones empresariales de mujeres admiten que en los últimos años la sociedad granadina ha avanzado mucho, la concienciación y la sensibilización siguen siendo dos de sus tareas más importantes. "Es muy duro para una mujer llegar a la cima en el mundo de los negocios", aseguran desde la Federación Granadina de Empresarias. Porque, aunque "parezca mentira" -añade Encarna Ximénez- aún "hay gente que todavía ve a las empresarias como un grupo de señoras aburridas".

Por suerte, reconoce Ximénez, cada vez son menos los que piensan así. Y, gracias a la labor de difusión que llevan a cabo las distintas asociaciones de empresarias -profesionales, sectoriales o multisectoriales- y la propia Federación, se están dando pasos de gigante en dejar atrás los tópicos y los estereotipos.

"Hay que seguir haciendo visible el papel de la mujer" porque, según la presidenta de Agme, en la capital y en el Área Metropolitana la situación para las mujeres empresarias es muy diferente a la que se vive en zonas más alejadas de la provincia. "Todavía hay sitios en los que está mal visto que una mujer sea empresaria sin contar con la autorización de su marido", asegura Ximénez.

El presidente de la Confederación Granadina de Empresarios, Gerardo Cuerva, reivindica que "hay que seguir luchando desde todos los ámbitos para que la mujer alcance la plena igualdad en el mundo de la empresa, porque, al igual que los hombres, está plenamente capacitada para asumir el riesgo y la responsabilidad que conlleva".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios