La grúa municipal retira 40 vehículos al día de las calles de la capital

  • Los aparcamientos en carga y descarga son la primera causa de la retirada de turismos por el servicio · En 2008 los operarios quitaron de la vía 16.581, unos 1.000 vehículos y motos menos que en el año 2007

En el 2008, la grúa cazó a 16.581 vehículos por estar donde no debían. A pesar de que la cifra se redujo con respecto a 2007 en 1.085, los últimos datos no son nada desdeñables ya que se podría traducir en que de media el servicio de la grúa elimina de las calles unos 40 vehículos diarios.

No son los únicos dato disponibles. La mayoría de estos vehículos fueron retirados por la misma causa: estar aparcados en una zona de carga y descarga. A este motivo le siguen los estacionamientos en la acera, aparcar los vehículos en las zonas reservadas para minusválidos y obstaculizar el tráfico, según el balance realizado por el área de Movilidad del Ayuntamiento de Granada. Es en este mismo informe donde se detalla que, de los 16.581 vehículos retirados 14.810 fueron turismos y 1.771 motocicletas.

Una cifra ligeramente más baja que en 2007, cuando se retiraron 17.666, y que en 2006, al llevar al depósito municipal 17.124.

Desde el área de movilidad, se detalla que los avisos para retirar vehículos de la calle no sólo llegan de los agentes de la Policía Local sino que son muchos los particulares que se encuentran cerrado el paso a su cochera, a pesar de tener un vado, y llaman al 091 o también muchas llamadas llegan desde las asociaciones de vecinos. En este caso, suelen ser vecinos de residenciales cercanos a zonas comerciales o bares que durante los fines de semana o horas puntas ven colapsadas u obstruidas las zonas de entrada o salida de sus viviendas.

La retirada del vehículo se hace de inmediato y el servicio lo lleva al depósito municipal. Los técnicos de la Concejalía advierten de la importancia de ser responsables a la hora de circular y estacionar en la calle ya que, simplemente la tasa por la retirada de vehículos supone pagar 90 euros. Una cantidad elevada que ronda la media de lo que se paga en cualquier otra ciudad, pero que se encuentra actualmente en estudio a la espera de que se apruebe definitivamente el nuevo pliego de condiciones de la grúa.

El documento fue aplazado en la última junta de gobierno local aunque entre las cláusulas que ha introducido el Ayuntamiento se encuentra la reducción de pago a la hora de depositar ciclomotores. Es decir que el Ayuntamiento pagará por las motos en depósito una quinta parte de lo que paga un vehículo ya que ocupa menos.

Entre los datos del año pasado se podría analizar el curioso detalle de que el 25 por ciento de los vehículos que retira la grúa, al final, "duermen el sueño de los justos" en el depósito y acaban siendo una chatarra que de la que se tiene que hacer cargo el Ayuntamiento. "En muchas ocasiones los dueños querían deshacerse de los automóviles y los dejan en la calle, dónde se convierten en auténticos residuos abandonados", explican desde la concejalía. Los técnicos siguen todas las normativas legales para ponerse en contacto con los propietarios para que se hagan cargo del automóvil. "Ellos tienen la obligación de darlos de baja y hacerse responsables de su desaparición".

Aún así, hay casos imposibles que motivan que cada tres meses un equipo de operarios se dedique a clasificar todas las piezas del depósito que el Ayuntamiento elimina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios