"Aquí nadie se va a quedar en la calle"

  • Los vecinos del barrio del Zaidín, junto con miembros de Stop Desahucios, se concentran en la calle Zamora para impedir que una familia sin recursos sea expulsada de la vivienda en la que reside

Los vecinos del Zaidín, junto con los miembros de la plataforma Stop Desahucios, consiguieron ayer parar un desalojo en la calle Zamora situada en el barrio. A primera hora de la mañana unas 40 personas comenzaban a desplegar pancartas mientras repartían café a todos los vecinos desplazados hasta el lugar. "Nadie se va a quedar en la calle", aseguraban los voluntarios.

Esta vez se trataba de una vivienda en la que reside Juan Carlos junto a su hermana y los hijos de ésta, de ocho y diez años. La hermana de Juan Carlos tiene un trabajo temporal en el que obtiene un sueldo de unos 500 euros que van destinados a pagar comida, luz, agua y los diversos gastos de su vida diaria. Esta familia solicitó una hipoteca con el banco Banesto que llevan pagando desde hace seis años. Actualmente tienen una deuda contraída de unos 100.000 euros. Stop Desahucios ya ha intentado negociar con la entidad privada un alquiler social o la dación en pago y la condonación de la deuda, pero no se ha llegado a ningún acuerdo.

Juan Carlos, junto a su hermana, son los titulares del domicilio que ya ha recibido tres notificaciones de desahucio, impedidos por la acción de la plataforma. La última orden de desalojo estaba prevista para las 11:00 horas de ayer, aunque los ciudadanos llegaron al lugar a las 10:00 horas para evitar que se produjera de forma anticipada. Uno de los miembros de la Stop Desahucios, anunciaba cerca de las 10:30 horas que permanecería en el lugar hasta el final de la mañana, ya que anteriormente se había desalojado una vivienda cuando los vecinos abandonaron la resistencia convencidos de que no se produciría el desahucio. Una hora más tarde varios furgones policiales llegaron al lugar, asegurando que su intención era velar por la seguridad ciudadana y se retiraron sobre las 13:30 horas sin que tuvieran que intervenir.

A medida que iba avanzando la mañana más gente acudía a la calle Zamora para apoyar a la familia que en teoría iba a ser desahuciada. Sobre las 11:45 horas, casi un centenar de personas se concentraba en esta calle del Zaidín para evitar el desalojo entre consignas como "los banqueros rescatados, los obreros desahuciados"; "este desahucio lo vamos a parar" o "nuestros vecinos no están solos".

Stop Desahucios Granada denuncia la actuación de los bancos y las instituciones ante la imposibilidad de las familias de hacer frente a las hipotecas. "Las Administraciones públicas no hacen nada y son los vecinos y la gente del pueblo los que están luchando para que sus compañeros no se queden en la calle", denunció ayer uno de sus miembros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios