La negociaciones del ERE de Bankia se encallan a tres días de la huelga general

  • Los sindicatos piden a la entidad que cambie de actitud y rebaje las salidas a 1.600

El calendario del conflicto laboral derivado de la integración de Bankia y BMN tiene por delante todavía dos fechas claves antes de que finalice el periodo de consultas el próximo 10 de febrero: mañana, miércoles 7, cuando lo sindicatos tienen previsto volver a salir a la calle en señal de protesta como ya hicieron ayer ; y el jueves 8, cuando la plantilla de Bankia, incluida la de Granada, secundará una huelga general ante el "inmovilismo" de la empresa.

La plantilla granadina de Bankia secundó ayer varias protestas, incluidos un paro parcial de media hora por la mañana en varias oficinas y en los servicios centrales -que según el sindicato Sesfi fue secundado por un 80% de la plantilla- y una concentración en Puerta Real, junto a la oficina de BMN de Reyes Católicos, a la que acudieron cientos de trabajadores de la entidad.

El banco ha rebajado la edad de prejubilación, pero mantiene el número de despidos en 2.291

Las protestas, que se celebraron por todo el territorio nacional, tienen un mensaje claro para Bankia: "así no". Los sindicatos reclaman a la dirección del banco que "cambie de actitud" y negocie sus propuestas, y advierten de que están dispuestos a mantener la presión si no hay acercamiento de posturas, yendo a la huelga el próximo jueves.

La intención de los sindicatos es que Bankia rebaje el número de salidas tras el proceso de integración, que empezó en 2.510 y ahora es de 2.291. Esta cifra sigue estando muy lejos de las pretensiones de los sindicatos, que exigen rebajar las salidas hasta las 1.600, así como establecer bajas voluntarias para los mayores de 55 años con el 80% del salario bruto total y aportación al plan de pensiones hasta los 63 años. En cuanto a las salidas para menores de 55 años, los sindicatos plantean indemnizaciones de 33 días por año trabajado con un límite de 24 mensualidades más primas.

La postura de Bankia, sin embargo, está lejos de ese planteamiento. La dirección del banco sí que accedió a rebajar hasta los 55 años la edad de prejubilación (que inicialmente había establecido en 57), pero ofrece el 50% del salario bruto hasta los 61 años. En el caso de los menores de 55 años, ofrece una indemnización de 25 días con un tope de 18 mensualidades. Además, sigue contemplando la salida de esos 2.291 trabajadores que los sindicatos no están dispuestos a aceptar.

Las organizaciones laborales con representación en Bankia (CCOO, Accam, SATE, Sesfi y UGT), recordaron que si no se reduce la cifra de despidos del ERE, la plantilla conjunta de Bankia tras la integración de BMN se verá reducida en un 13%, que en Granada se traducirá en casi un 40% por el cierre de oficinas y la reducción de los servicios centrales, que se quedarán bajo mínimos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios